Sobreviviente de covid-19 lucha por un trasplante de pulmón que le salve la vida

Para cubrir los gastos médicos, la familia Serrano ha abierto una página de GofundMe y tiene como meta recaudar $50,000

Jaime Serrano necesita un trasplante de doble pulmón. Está internado en el Centro Médico San Francis de Peoria. (Foto cortesía familia Serrano)
Jaime Serrano necesita un trasplante de doble pulmón. Está internado en el Centro Médico San Francis de Peoria. (Foto cortesía familia Serrano)
Foto: Cortesía

Un hombre latino que no padecía ninguna enfermedad crónica fue diagnosticado con covid-19 el 3 de enero y libró la batalla contra el coronavirus. Pero las secuelas que le ha dejado la enfermedad lo tienen ahora atado a una máquina que le ayuda a respirar y lo mantiene con vida.

Jaime Serrano, de 57 años, trabaja para el centro de distribución de la empresa Walmart desde hace 19 años. Estaba de vacaciones cuando contrajo el covid-19, dijeron sus familiares.

Los Serrano se reunieron para celebrar Navidad sin presagiar que se contagiarían del coronavirus varios miembros de la familia, empezando por Jaime Serrano, su esposa, dos de sus hijos y su yerno. Todos superaron la enfermedad sin mayores complicaciones excepto Jaime, quien fue internado en un hospital por problemas respiratorios.

Serrano, residente de Depue, Illinois, sobrevivió al covid-19, pero el virus causó un daño en sus dos pulmones tan grave e irremediable que necesita recibir un trasplante de doble pulmón para seguir con vida.

El hombre está internado en el Centro Médico San Francis de Peoria, Illinois, conectado a un ventilador y a un equipo ECMO o de oxigenación que le ayuda a poder respirar.

Los médicos que lo asisten en ese hospital se contactaron con cuatro centros médicos que realizan trasplantes con el propósito de que Serrano pudiera ser admitido en alguno de ellos, pero sin éxito.

Uno de sus tres hijos, Viridiana García, contó que los médicos les dijeron que su padre no podía permanecer en ECMO para siempre y que lo más recomendable era desconectarlo. La familia se negó porque dice que Jaime está consciente.

“Mi padre tiene fibrosis pulmonar, lo que significa que sus pulmones tienen muchas cicatrices y están en un estado necrótico. Tras varios exámenes, los doctores determinaron que ya no había recuperación para sus pulmones y que el próximo paso era ver si podía ser candidato para un trasplante de doble pulmón”, dijo García.

La hija de Serrano explicó que las razones por las que su papá no fue admitido en el Northwestern Memorial Hospital fue porque para cuando lo evaluaron su padre estaba muy sedado. Luego le dio una infección y se encontraba débil por lo que no estaba en buena condición física para tener una cirugía, razones por los que, según García, tampoco fue admitido en otros tres centros médicos.

Pero ahora la situación es diferente, su padre ya no está sedado, la infección fue combatida con antibióticos y está consciente, alerta y más fortalecido, enfatiza García.  “Sólo se ha contactado a cuatro hospitales, pero hay muchos más hospitales que hacen estos trasplantes para personas que tuvieron covid-19 y se le dañaron los pulmones. Queremos luchar por la vida de mi papá, como familia decidimos sacar a la luz la historia de mi padre, porque nuestras esperanzas con todo este movimiento que estamos haciendo es que otros hospitales tomen interés en el caso”.

Christopher King, portavoz del Northwestern Memorial Hospital, indicó en una declaración dirigida a La Raza que para calificar para el trasplante de pulmón un paciente debe cumplir con los criterios clínicos establecidos y que debido a las regulaciones de privacidad ley federal HIPAA no pueden comentar sobre la atención específica del paciente.

Jaime Serrano (izq.) está internado en el Centro Médico San Francis de Peoria. (Foto cortesía familia Serrano)

Instan a tomar conciencia sobre el virus

A raíz de que la historia de Jaime Serrano se ha hecho pública, algunos hospitales han empezado a preguntar sobre su salud, pero hasta el momento no hay nada concreto, menciona García, quien dice que a su padre le están realizando terapia física para tratar de fortalecerlo. “El primer paso es que un hospital lo acepte como paciente, ya aceptado esperemos que pueda pasar todas las evaluaciones porque éstas van a determinar si puede ser candidato a trasplante y así lo puedan poner en la lista de espera”.

Los Serrano esperan que la historia del patriarca de la familia sirva como referente para que la gente tome conciencia de lo peligroso que puede ser el coronavirus y se protejan para prevenir contagios.

En vista de que Jaime Serrano ya tiene dos meses en el hospital, su familia dice que está a contrarreloj, porque cada día que pasa Serrano corre el riesgo de que se le presente otra complicación.

Serrano es residente legal y tiene seguro médico, pero su plan de salud cubre trasplante de órganos sólo en la clínica Mayo y hasta los 50 años. La familia solicitó una excepción en la red de afiliados, pero bajo esa forma el seguro médico no le cubrirá al 100%, lo que los haría incurrir en muchos gastos médicos, explicó García a La Raza.

Por ello, para cubrir los gastos médicos, la familia Serrano ha abierto una página de GofundMe (https://www.gofundme.com/f/jaimes-fight-to-live) y tiene como meta recaudar $50,000. Hasta el momento han racaudado más de $31,000.

“Vamos a luchar para salvarle la vida porque sé que mi papá tiene muchísimas ganas de seguir viviendo”, dijo García.

La cobertura editorial de La Raza es posible en parte gracias al Chicago Community Trust, la Field Foundation of Illinois y el Lenfest Institute for Journalism/Facebook Journalism Project. Agradecemos su apoyo a nuestro trabajo periodístico.