Seis muertos a causa de los tornados y las tormentas al sur de EE.UU.

Se ha emitido una declaración de emergencia para 46 condados por posibles tormentas y tornados

Seis muertos a causa de los tornados y las tormentas al sur de EE.UU.
La casa parroquial detrás de la Iglesia Metodista Unida Ragan Chapel fue destruida por múltiples tornados junto con la iglesia el 26 de marzo de 2021 en Ohatchee, Alabama.
Foto: Julie Bennett / Getty Images

Hasta la noche del jueves, una serie de tornados mortales al sur de Estados Unidos dejó al menos seis muertos, cinco en Alabama y uno en Mississippi, después de derribar árboles, demoler casa y dejar sin electricidad a miles.

El paso de este temporal en el sur del país, le quitó la vida a Ester Jarrell, de 62 años, quien falleció después de que un árbol cayera sobre su casa móvil en Centreville, en Mississippi. Su esposo se encontraba con ella pero él logró sobrevivir, informó la emisora local WAFB.

Por otro lado, en Alabama al menos cinco murieron en el condado de Calhoun luego de que se registraran al menos siete tornados, de acuerdo con el Servicio Meteorológico Nacional (NWS).

Hasta los momentos, 35,000 clientes se encuentran sin energía eléctrica en Alabama. 

En Calhoun, los múltiples tornados surgieron de una “supercélula” de tormentas que luego se trasladaron a Georgia, dijo John De Block, meteorólogo del Servicio Meteorológico Nacional en Birmingham.

Las autoridades de Pelham publicaron un video de árboles grandes que bloquearon carreteras y postes de servicios públicos inclinados sobre calles llenas de escombros.

John Samaniego, alguacil de condado de Shelby, dijo a la agencia AP que algunas cosas en el condado “han sido completamente destruidas”. 

Mientras Alabama ha tenido que soportar uno de los peores climas desde el jueves, los meteorólogos han advertido sobre peligrosas tormentas eléctricas, inundaciones repentinas y posibles tornados desde el este de Mississippi hasta el oeste de Georgia y hacia el norte hasta Tennessee y Kentucky.

Las alertas de inundaciones repentinas se extendieron hasta el oeste de Carolina del Norte y Carolina del Sur.

La gobernadora de Alabama, Kay Ivey, emitió una declaración de emergencia para 46 condados a medida que se acercaba el clima severo y los funcionarios abrieron refugios en Birmingham y sus alrededores.