Rompiendo las barreras en la educación superior de estudiantes indocumentados en Illinois

Esta iniciativa podría ser beneficiosa para las futuras generaciones y cambiar vidas

Rompiendo las barreras en la educación superior de estudiantes indocumentados en Illinois
La primera a la izquierda Sandy López (primera abajo a la izq.), coordinadora de apoyo para estudiantes indocumentados en la Universidad Northern Illinois, junto a estudiantes de DREAM Action NIU de esa universidad. (Cortesía NIU)
Foto: Cortesía

Alberto cuenta que cuando empezó a estudiar en el Colegio Comunitario Waubonsee en Sugar Grove, Illinois, en 2013 no había mucha ayuda para estudiantes cuyo primer idioma era el español, ni tampoco para estudiantes indocumentados con o sin la Acción Diferida para los Llegados en la Infancia (DACA).

Alberto, beneficiario de DACA, recuerda que tuvo que comenzar a investigar por su propia cuenta todo lo que tenía que hacer para poder estudiar. Ingresó al colegio comunitario y logró graduarse, su otra meta era estudiar en una universidad que le brindara más oportunidades y becas como un estudiante dacamentado. “Cuando me gradué de Waubonsee para luego transferirme a una universidad de cuatro años, vi que la Northern Illinois University daba más oportunidades para que uno como beneficiario de DACA pudiera transferirse más fácilmente y ayudaba con sus becas”.

Alberto -quien prefiere omitir su apellido por su condición migratoria- calificaba para una beca, pero para acceder a ella primero tenía cumplir con cierto requisito que desconocía. “De eso yo nunca había sido informado… Para que los fondos de la beca fueran aplicados a mi matrícula tenía que mandar la prueba de que me había registrado con el Servicio Selectivo. Si no presentaba la prueba, no me iban a poder dar los fondos”.

El Servicio Selectivo es la agencia del gobierno estadounidense en el que se registran los jóvenes de 18 a 25 años que son susceptibles para una posible conscripción militar.

“En el estado de Illinois si no estás registrado no te pueden dar fondos a menos que envíes una carta al Sistema de Servicio Selectivo explicando por qué no se registraste. Y los hombres que tienen de 18 a 25 años tienen que registrarse aunque no tengan papeles”, dijo Sandy López, coordinadora de apoyo para estudiantes indocumentados en la Northern Illinois University (NIU).

El estudiante indocumentado dijo que cuando supo que había una oficina en la NIU que orientaba a los estudiantes indocumentados fue allí y recibió asistencia en el proceso para completar el formulario del Servicio Selectivo y finalmente pudo conseguir la beca que le ayudó a cubrir parte de los gastos de la universidad.

Alberto, originario de México, estudia Gestión y Sistemas de Información y es parte de la Escuela de Negocios en la Northern Illinois University. Espera graduarse en mayo de 2022.

Una ley de apoyo a estudiantes inmigrantes

Las barreras y desigualdades en la educación superior que enfrentan los estudiantes universitarios inmigrantes en Illinois pronto podrían disiparse: solo falta que el gobernador de Illinois JB Pritzker estampe su firma en la iniciativa HB 3438 para convertirla en ley.

La HB 3438 busca que las universidades públicas y los colegios comunitarios en Illinois establezcan un centro de recursos y designen a un empleado que esté disponible dentro del campus para brindar asistencia a estudiantes indocumentados con o sin DACA y a estudiantes ciudadanos con padres indocumentados en el estado. Ese centro deberá además orientarlos para agilizar su acceso a la ayuda financiera y dar apoyo académico que va desde matricularse con éxito hasta obtener un título o grado asociado.

Hay bastantes estudiantes que son ciudadanos estadounidenses pero sus padres son indocumentados y a veces no saben cómo llenar los papeles para fondos de la beca FAFSA y otras formas de becas porque nadie les ha enseñado o porque son los primeros en asistir a la universidad en su familia. Y aunque tienen bastantes beneficios, no saben cómo acceder a ellos, explicó Sandy López a La Raza.

López dijo que asiste a estudiantes de al menos 25 diferentes países, entre ellos latinoamericanos, africanos y asiáticos. “Casi la mitad de los estudiantes que están ahorita en el colegio en Illinois sin papeles, la mitad tiene DACA y la otra mitad no, por eso las becas son bien importantes porque los estudiantes que no tienen el permiso para trabajar en este país es doble estrés para ellos”.

Algunos estudiantes que están en los últimos años de las escuelas secundarias también reciben asistencia de López. “Tengo estudiantes que hablo con ellos por dos años antes de que vengan a NIU para alistarlos y ya esté todo arreglado con los pasos que tienen que tomar. Entonces cuando ya están aquí les digo esta beca, este programa sería bueno para ti, les aconsejo, aquí estoy para ayudarlos”.

Los legisladores que apoyan la medida también alientan a que se establezca ese centro de recursos para ofrecer servicios de apoyo y opciones de asesoramiento sobre salud mental para los estudiantes universitarios indocumentados. De convertirse en ley la iniciativa, esta comenzaría a aplicarse a partir del año académico 2022-2023.

‘Beneficioso para las futuras generaciones’

La representante estatal Maura Hirschauer presentó el proyecto de ley en Springfield en la Cámara Baja y la senadora estatal Karina Villa en el Senado.

Hay 17,757 estudiantes indocumentados en educación superior en Illinois, de los cuales 8,784 son elegibles para DACA y 8,973 no califican para ese programa, según Higher ED Immigration Portal.

El tipo de trabajo que plantea el proyecto de ley ya lo están haciendo en la Universidad de Illinois en Chicago (UIC), en la Universidad Northeastern y en la Universidad Northern Illinois donde López se desempeña desde ya hace varios años. Lo que se busca es que ese apoyo se haga extensiva a otros colegios comunitarios y universidades públicas en el estado.

Para López, es muy importante que haya una persona que actúe como intermediaria entre los estudiantes y los colegios comunitarios y universidades públicas en Illinois, que se dedique a ayudar a los estudiantes indocumentados con o sin DACA y a los estudiantes que son ciudadanos estadounidenses con padres indocumentados.

López dijo que ya estaba haciendo ese trabajo de ayudar a esos estudiantes en NIU desde el año 2000, pero no obtuvo el cargo sino hasta 2018. “Tenemos gente que ya está haciendo este trabajo, pero no tienen esa posición. Es muy importante que tengan el trabajo y el título también para que puedan apoyar a los estudiantes en las universidades y colegios”.

El proyecto de ley HB 3438 haría esto posible si se convierte en ley. Esta propuesta de ley está en el escritorio de Pritzker quien decidirá si firma o no la medida.

Alberto, de 29 años, fue traído por sus padres de México a Estados Unidos cuando tenía 12 años y será el primero de la familia en graduarse de la universidad. “A veces como estudiantes somos los primeros en nuestras familias en ir a una universidad, no sabemos los requisitos, no sabemos todo lo necesario que uno tiene que hacer para poder asistir a la escuela. Creo que si el gobernador de Illinois pasa esta ley sería muy beneficioso para las futuras generaciones”.

“Esta posición va a cambiar vidas y no solo la de ellos sino la de su familia también”, puntualizó López.

La cobertura editorial de La Raza es posible en parte gracias al Chicago Community Trust, la Field Foundation of Illinois y el Lenfest Institute for Journalism/Facebook Journalism Project. Agradecemos su apoyo a nuestro trabajo periodístico.