La doctora Ezike quebró barreras al hablarnos en español durante pandemia

La doctora Ezike puso el ejemplo a otros políticos y al hablar en español quebró las barreras que nos limitan y separan a causa de los idiomas.

La doctora Ezike quebró barreras al hablarnos en español durante pandemia
Lla doctora Ngozi Ezike, directora del Departamento de Salud Pública de Illinois.
Foto: Getty Images

Ella apareció ante nosotros en la cumbre de la pandemia en 2020 al lado del gobernador JB Pritzker y lo que más nos sorprendió en medio de nuestros temores y nuestras dudas fue que ella nos habló en español.

Ella es la doctora Ngozi Ezike, directora del Departamento de Salud Pública de Illinois, a quien seguramente le debemos una medida de gratitud por habernos tomado en cuenta cuando ningún otro funcionario nos hablaba en español en medio de la pandemia.

Con su suave voz, ella nos confortó y al informarnos en nuestro idioma ella calmó nuestra ansiedad y nos dio la información necesaria para ir comprendiendo paso a paso algo que se desarrollaba rápido en todo el país: la pandemia de covid-19.

¿Y quién es la doctora Ngozi Ezike? Pues una hija de un inmigrante de Nigeria quien siempre soñó que su hija Ngozi se convirtiera en doctora para salvaguardar la salud de la gente.

Ngozi Ezike obtuvo su título médico en la Universidad de California en San Diego. Su internado y residencia la completó en el Centro Médico Rush en Chicago.

Ella se especializó en cuidado primario y pediatría. “Quería poder ocuparme de diferentes tipos de personas, diferentes tipos de problemas y saber mucho sobre muchas cosas diferentes”, le ha dicho ella a la prensa.

Como parte de su experiencia, Ezike ha trabajado en el Hospital John H. Stroger dando cuidado a los pacientes.

“Elegí intencionalmente trabajar para la salud del Condado de Cook porque su lema es brindar a todos el cuidado y el respeto que necesitan, independientemente de su capacidad de pago”, dijo ella al boletín medico Chicago Health Online.

Ezike también fue directora médica del Centro de Detención Juvenil del Condado Cook, en Chicago. Además, ha participado en numerosas conferencias y ponencias en todo el país sobre las políticas en torno a la salud de los jóvenes. Por si fuera poco, es profesora asistente en pediatría en el Centro Médico Rush en Chicago y también ha desempeñado el cargo de directora médica del Centro Médico Austin en el Lado Oeste de Chicago

Pero fue sin duda su aparición durante sus conferencias diarias lo que nos sorprendió al dirigirse ella al público hispano en español.

La doctora Ezike sin duda puso el ejemplo a otros políticos y al hacer esto ella quebró las barreras que nos limitan y separan a causa de los idiomas.

Por eso esta columna le rinde un homenaje a esta funcionaria publica que supo informar a los hispanos justo en el momento en que más necesitaban saber lo que significaba esta pandemia que ha arrebatado tantas vidas.

Los líderes hispanos de la ciudad y sus organizaciones deben considerar honrar a esta hija de inmigrantes que no se olvidó de los que batallan con otro idioma en un país extraño.

Un buen homenaje podía ser nombrarla mariscal del Desfile de Independencia de México en la Calle 26 si este evento se lleva a cabo este año. Verla caminar el trayecto con nosotros sería una forma de rendirle un merecido tributo. Thank you, Dr. Ezike.