Sigue el debate entre CPS y CTU sobre las negociaciones de seguridad contra el coronavirus a días del inicio del año escolar

Hay muchas preguntas han quedado sin respuesta con respecto a las preocupaciones de seguridad en medio de los crecientes casos de covid-19, dijo Jesse Sharkey presidente de Sindicato de Maestros de Chicago

El regreso a clase está previsto para el próximo 30 de agosto, pero el sindicato dejó abierta la posibilidad de un cambio de planes si no se llega  pronto a un acuerdo.
El regreso a clase está previsto para el próximo 30 de agosto, pero el sindicato dejó abierta la posibilidad de un cambio de planes si no se llega  pronto a un acuerdo.
Foto: Cortesía

Chicago. –El regreso a clases para el aprendizaje en persona en las Escuelas Públicas de Chicago está a la vuelta de la esquina y aún el Sindicato de Maestros de Chicago y el distrito escolar no logran ponerse de acuerdo en sus negociaciones.

 Jesse Sharkey presidente de Sindicato de Maestros de Chicago (CTU) dijo que los educadores regresarán a las aulas, pero que muchas preguntas han quedado sin respuesta con respecto a las preocupaciones de seguridad en medio de los crecientes casos de covid-19.

Sharkey habló en Pilsen el miércoles sobre el estancamiento de las negociaciones entre las dos partes, exigiendo claridad sobre varios temas, incluido cuándo entraría en juego un posible retorno al aprendizaje remoto. Y también dijo que el distanciamiento social dentro de las escuelas sigue siendo un problema.

El año escolar del semestre de otoño  en las Escuelas Públicas de Chicago (CPS) está programado para que inicie el próximo 30 de agosto al tiempo que los casos de la variante Delta de covid-19 continúan en aumento.

Otro problema planteado por la CTU es que CPS sólo requiere la cuarentena para los estudiantes no vacunados que están expuestos al virus, lo que deja abierta la posibilidad de que algunas aulas se dividan. “En los grados 6 al 12, habrá muchas mezclas y combinaciones. Necesitamos personal y apoyo del distrito ”, dijo Sharkey.

Sharkey dejó abierta la posibilidad de un cambio de planes si no se llega pronto a un acuerdo, informó WGN.

Por su parte, James Gherardi portavoz de CPS indicó en una declaración sobre las negociaciones en curso que nada es más importante que la salud y seguridad de los estudiantes y el personal. “Todos los protocolos de salud y seguridad del distrito están alineados con las pautas de salud y seguridad recomendadas por los CDC, IDPH y CDPH. Es decepcionante que el Sindicato de Maestros de Chicago esté rechazando la ciencia para su propio beneficio y continúe cuestionando a los expertos en salud y expresando sus propias opiniones no científicas sobre asuntos relacionados con la salud”.

La publicación de noticias y la cobertura editorial de La Raza en  internet son posibles en parte gracias al Chicago Community Trust. Agradecemos su apoyo a nuestro trabajo informativo en beneficio de la comunidad hispana de Chicago.