Pandemia de covid-19: mascarillas, negación y muerte

La pandemia de covid-19 es una emergencia de salud pública y es verdad. Ahora repita esa oración una y otra vez. Gracias.

Las mascarillas son clave para frenar la propagación del coronavirus.
Las mascarillas son clave para frenar la propagación del coronavirus.
Foto: Shutterstock

La pandemia de covid-19 es una emergencia de salud pública y es verdad. Ahora repita esa oración una y otra vez. Gracias.

A veces toma tiempo hasta que algunas verdades se asienten en el interior del cerebro de ciertas personas. Algunas personas por más que ven la evidencia rehúsan creer que esta pandemia, que ha decimado a millones de vidas a nivel mundial, sea real.

Especialmente en Estados Unidos en donde la política, las teorías de conspiraciones y la negación de la pandemia han creado grietas en la sociedad del tamaño del Gran Cañón de Arizona.

Antes de contar algunas historias de personas que pensaron que la pandemia se trataba de una broma, como lo mencionó una vez el expresidente Donald Trump, a todas las personas aún no vacunadas al alcance de esta columna, por favor hagan planes inmediatos para irse a vacunar. Las vacunas disponibles, expertos han dicho, son efectivas contra este mortal virus. No lo deje a la desidia. Vacúnese y salve su vida y la de los que lo rodean.

El año pasado un hombre de 30 años falleció a causa del covid-19 después de asistir a una “fiesta covid” para verificar si el virus era de verdad. En dicha fiesta se invitó a una persona infectada entre varias personas saludables.

Este hombre de San Antonio, Texas, contrajo el virus y luego le contó esto a la docotora Jane Appleby del Hospital Metodista de San Antonio antes de morir: “Yo creo que hice un error”, dijo el paciente, “yo pensé que esto era una broma, pero no lo es”.

Dick Farrel, de la Florida, atacaba a las vacunas contra el vovid-19 y al doctor Anthony Fauci, a quien acusaba de que mentía por los dientes. Y aconsejaba a otros no vacunarse.

Hasta que Farrel mismo se infectó con el covid y entonces aconsejó a otros a vacunarse.

“Vacúnense”, escribió Farrel en su cuenta de Facebook. #Me hubiera gustado haberme vacunado. ¡Pero ya es muy tarde!”. Farrel falleció el 4 de agosto de este año de covid-19.

He aquí otro caso de otra persona que negó que el virus era verdad.  H. Scott Apley, un miembro del concilio del pueblo de Dickinson, Texas, y también miembro del Comité Ejecutivo Republicano, se pasaba el tiempo en las redes sociales criticando las vacunas contra el covid y el uso de las mascarillas. Incluso cinco días antes de morir invitó a sus seguidores acudir a una cantina para llevar a cabo un evento de “quemar las mascarillas”.

Y por otro lado, la Batalla de las Mascarillas surge en Florida y Texas en donde los gobernadores Ron DeSantis y Greg Abbott emitieron sanciones contra los distritos escolares que ordenen el uso de las mascarillas. Ahorita esa cuestión está en las cortes.

Tanto DeSantis como Abbott tendrán la cabeza en la arena como los avestruces ya que en ambos estados ya no hay espacio en los hospitales a causa de los casos de la variante Delta.

En resumen: por favor vacúnese, no haga caso de las mentiras y desinformación en torno a este serio tema. Solo está en que usted decida protegerse.