Marchan en Chicago por una ciudadanía para todos los indocumentados

Líderes pro inmigrantes planean viajar a Washington DC para cabildear por un camino a la ciudadanía para este segmento de la población inmigrante que lleva más de tres décadas luchando por una reforma migratoria

Cientos de inmigrantes y líderes comunitarios marcharon en el centro de Chicago por un camino a la ciudadanía para los 11 millones de indocumentados. (Cortesía ICIRR)
Cientos de inmigrantes y líderes comunitarios marcharon en el centro de Chicago por un camino a la ciudadanía para los 11 millones de indocumentados. (Cortesía ICIRR)
Foto: Cortesía

El mensaje en las pancartas era contundente: “CITIZENSHIP4ALL” (ciudadanía para todos). Esa es la lucha que persiguen los defensores de los derechos de los inmigrantes que buscan un camino a la ciudadanía para los 11 millones de indocumentados por lo que marcharon para alzar su voz el martes por la noche.

Cientos de líderes y organizaciones pro inmigrantes liderados por la Coalición de Illinois por los Derechos de los Inmigrantes y Refugiados (ICIRR) marcharon desde Grant Park a las oficinas en Chicago de la Policía de Inmigración y Control de Aduanas (ICE) de Estados Unidos y culminaron su recorrido en la Federal Plaza, en el centro de la ciudad.

Antes de la marcha, los manifestantes utilizaron letreros para formar “11 M”, simbolizando así a los 11 millones de indocumentados que hay en Estados Unidos y que esperan una legalización con camino a la ciudadanía.

Se preveía que miembros del Senado de Estados Unidos comenzaran esta semana a redactar un proyecto de ley que incluyera un camino a la ciudadanía para más de cinco millones de indocumentados, entre ellos empleados esenciales, beneficiarios del programa de Acción Diferida para los Llegados en la Infancia (DACA), trabajadores agrícolas y beneficiarios del programa de Estatus de Protección Temporal (TPS).

Cientos de inmigrantes y líderes comunitarios marcharon en el centro de Chicago por un camino a la ciudadanía para los 11 millones de indocumentados. (Cortesía ICIRR)

Luchan por algo más inclusivo

“Ahora estamos marchando para decir que queremos legislación y ciudadanía para todos los 11 millones de personas y para que paren las deportaciones”, dijo Verónica Castro, directora adjunta de ICIRR. “Tenemos 11 millones de personas aquí sin estatus y estamos luchando por ellas. Lo que están tratando de hacer en el Congreso ahorita es escribir una legislación que incluye personas que tienen DACA, beneficiarios de TPS, empleados esenciales y trabajadores del campo”, explicó Castro.

“Queremos que se incluyan todas esas categorías y también que empujen por algo más inclusivo porque tenemos 11 millones de inmigrantes indocumentados”, reiteró.

“Tiene que pasar este año, tiene que pasar ahora, nos han prometido todo esto desde hace muchos años y estamos para que cumplan sus promesas”, expresó Castro.

Defensores de los derechos de los inmigrantes de Chicago piden al senador federal por Illinois Dick Durbin que luche por un camino a la ciudadanía para las personas sin estatus migratorio actual en el paquete final de reconciliación presupuestaria.

Líderes pro inmigrantes tienen planeado viajar este mes a Washington DC para cabildear y empujar un camino a la ciudadanía para este segmento de la población que ya tiene más de tres décadas luchando por una reforma migratoria.

Cientos de inmigrantes y líderes comunitarios marcharon en el centro de Chicago por un camino a la ciudadanía para los 11 millones de indocumentados. (Cortesía ICIRR)

“Somos una de muchas organizaciones en el estado que han estado luchando por un camino a la ciudadanía, por una legalización para nuestra comunidad indocumentada. Ya estamos a 35 años desde la última vez que hubo una oportunidad hacia la legalización para la gente indocumentada. Y este año en estos momentos precisamente, tenemos una posibilidad de poder asegurar un camino a la ciudadanía a través del proceso presupuestario del país”, dijo Elizabeth Cervantes, directora de Southwest Suburban Immigrant Project.

“La lucha sigue siendo y será por una ciudadanía para los 11 millones de indocumentados que están en el país. Y para que esa meta se concretice también hay que asegurar que los fondos que recibe ICE sean reducidos y supervisados”, destacó Elizabeth Cervantes, quien es beneficiaria del programa DACA y emigró de Michoacán, México, con sus padres cuando tenía dos años.

Cervantes explicó que el proceso de reconciliación del presupuesto del país “es uno de los procesos que solamente requiere una mayoría sencilla de votos en el Senado, que es 50 votos más 1 [el de desempate de la vicepresidenta Kamala Harris]. Esto quiere decir que tenemos los votos en este momento [con] todos los senadores [demócratas] que apoyan un camino a la ciudadanía”.

La cobertura editorial de La Raza es posible en parte gracias al apoyo del Chicago Community Trust y de Facebook Sustainability Accelerator/International Center for Journalists.