Buscan que latinos de Chicago reciban dosis de refuerzo de la vacuna contra el covid-19

Ya está disponible una tercera dosis de Pfizer. Quienes recibieron las vacunas de Moderna o de Johnson & Johnson aún deben esperar

En Esperanza Health Centers además de administrar la dosis de refuerzo de la vacuna de Pfizer también continúan inoculando contra el covid-19 a la gente no vacunada. (Cortesía Esperanza Health Centers)
En Esperanza Health Centers además de administrar la dosis de refuerzo de la vacuna de Pfizer también continúan inoculando contra el covid-19 a la gente no vacunada. (Cortesía Esperanza Health Centers)
Foto: Cortesía

Pantaleón Gaitán labora en el área de servicio de comida de un hospital local y usa el transporte público para dirigirse del trabajo a su casa en el barrio de Bridgeport al sur de Chicago.

Gaitán contrajo el covid-19 en la primera oleada de la pandemia en 2020. Él resultó asintomático, pero a su pareja la llegaron a entubar y estuvo en coma e internada en el Centro Médico Rush por 35 días.

Después de más de un mes en el hospital, la pareja de Pantaleón logró vencer al virus. Tras esa cruda experiencia, ambos decidieron vacunarse contra el covid-19 en Esperanza Health Centers en donde les administraron la vacuna Pfizer de covid-19. Gaitán, de 54 años, recuerda que la primera dosis la recibió en diciembre y la segunda dosis en enero.

Han pasado nueve meses de estar inmunizados por lo que ambos consultaron con su médico primario para recibir la dosis de refuerzo de la vacuna Pfizer y el pasado 2 de octubre los dos fueron inoculados. “Él se la vio bien difícil, por eso también tomé la decisión de aplicarme la dosis de refuerzo, para protegerme yo y protegerlo a él también”, cuenta Gaitán en entrevista con La Raza.

El Departamento de Salud Pública de Chicago está siguiendo las recomendaciones del Centro de Control y Prevención de Enfermedades (CDC) lo que significa que las dosis de refuerzo de la vacuna de Pfizer ya empezó a estar disponible para algunos residentes de la ciudad y de Illinois, como es el caso de Gaitán.

“Me motivó vacunarme y recibir la dosis de refuerzo porque trabajo en un hospital en el área de servicio de comida y tengo contacto con pacientes y también me motivó porque yo no manejo, ando en el bus, siento que me arriesgo mucho en el transporte público y en mi trabajo, quiero estar vacunado para sentirme seguro”, dijo Gaitán, quien también dice que asiste al médico cada tres o seis meses a que le realicen un chequeo al hígado y riñones para ver si es que la medicina que toma para prevenir el contagio de VIH le causa algún efecto secundario en esos órganos.

Gaitán dice que el covid-19 no le causó daño físico, pero sí le afectó en su salud mental. “Estuve en terapia, no podía dormir, tomaba medicina para la depresión. A mí la enfermedad no me afectó físicamente, pero me estaba afectando emocionalmente”.

“Hay que protegernos porque, la verdad, no sabemos quién puede morir, quién puede vivir. Hay que vacunarnos, es la única forma de parar esto, mientras no nos vacunemos esto va a seguir”, sentenció Gaitán.

Algunas clínicas comunitarias de Chicago, entre ellas el Centro Médico Alivio, Esperanza Health Centers, y cadenas de farmacias como Walgreens y CVS están ofreciendo las dosis de refuerzo de la vacuna contra el covid-19 de Pfizer a todas las personas elegibles para administrársela.

Los funcionarios de salud alientan a que los habitantes de Chicago además de administrarse la vacuna y recibir la dosis de refuerzo contra el covid-19 se vacunen contra la influenza.

La dosis de refuerzo de la vacuna de Pfizer debe aplicarse al menos seis meses después de la segunda inyección de Pfizer. Para aquellos que recibieron las vacunas de Moderna o de Johnson & Johnson por ahora no se ha aprobado una dosis de refuerzo.

Tercera dosis y ‘booster shots’

La doctora Ana Cortez, del departamento médico administrativo de Esperanza Health Centers, dijo que hay diferencia entre la tercera dosis y la dosis de refuerzo o ‘booster shots’.

La tercera dosis es sólo para personas que tengan su sistema inmune comprometido, por ejemplo pacientes actualmente con tratamiento de cáncer, con enfermedades hematológicas malignas, que tienen VIH, que padezcan enfermedades autoinmunes, personas que recibieron algún tipo de trasplante, pacientes que tengan un tratamiento activo alto de corticoides, entre otras situaciones. Para esas personas sería una tercera dosis que podría ser administrada, según sea el caso, con la vacuna de Pfizer o Moderna 28 días después de la segunda dosis, explicó Cortez a La Raza.

“La tercera dosis es porque su sistema inmune trabaja diferente, no tiene la misma efectividad, la preocupación es que no haya producido suficientes anticuerpos, por lo que al recibir la tercera dosis estamos reforzando a que tengan más anticuerpos, por eso se pide 28 días después”, reiteró la galena.

En cuanto a la vacuna de refuerzo o ‘booster shot’ por ahora es solamente para las personas que se pusieron la vacuna de Pfizer de covid-19 y se administra seis meses después de la segunda dosis.

Las personas elegibles son los adultos de 65 años o más sin importar si tienen enfermedades o no, ellos pueden recibir la dosis de refuerzo seis meses después de la segunda dosis, destacó Cortez. También dijo que las personas de 50 años o más que tengan alguna condición preexistente como cáncer, diabetes, presión alta, enfermedades crónicas renales, hepáticas o pulmonares, condiciones cardíacas, obesidad e historial de tabaquismo, entre otras. Personas que estén en la primera línea como los médicos, los maestros y los que estén teniendo contacto con mucha gente y personas de 18 años en adelante que recibieron el esquema completo de la vacuna de Pfizer hace al menos seis meses que viven en establecimientos de cuidados a largo plazo, padecen afecciones subyacentes, trabajan o viven en entornos de alto riesgo, también son elegibles para la dosis de refuerzo de Pfizer.

Sobre combinar vacunas y efectos secundarios

Hay inquietud en algunos residentes de la comunidad sobre si se pueden mezclar las vacunas y si hay efectos secundarios con la dosis de refuerzo de Pfizer.

La doctora Geraldine Luna, directora médica del Departamento de Salud Pública de Chicago (CDPH), dijo que la recomendación del Centros de Control y Prevención de Enfermedades es que no se mezclen productos farmacéuticos de vacunación. “Si empezó con una serie de Pfizer se recomienda terminar con Pfizer y si se administró la dosis con Moderna terminar con Moderna”.

Luna dijo que con los latinos hasta el momento no se está teniendo la respuesta que se espera lograr. “Hemos visto que 52% de las personas que han recibido la dosis de refuerzo de la vacuna de Pfizer son blancas, 19% afroamericanas, 12 % latinas y 8% asiáticas”, precisó.

“Los latinos siempre han tenido esa reserva desde el principio con respecto a la vacuna covid-19 y ahora con la dosis de refuerzo quieren ver primero cómo reaccionan con el ‘booster’ las primeras personas que lo reciben, quieren ver cómo les va antes de que ellos se animen a recibirlo. Cuando los grupos grandes ya se van vacunando es cuando vemos un poco más de solicitud de vacunas con nuestros latinos”, señaló Luna.

Funcionarios de salud dicen que las reacciones a las vacunas no las experimentan todas las personas.

“Hemos visto personas que desarrollan efectos secundarios a la primera dosis, a la segunda dosis o no desarrollan nada y ahora con la dosis de refuerzo es lo mismo. Así que es muy impredecible”, enfatizó Luna a La Raza.

Según Cortez, las reacciones en algunas personas que reciben la dosis de refuerzo serían dolor cabeza, fiebre, escalofríos y cansancio. Dichos síntomas pueden llegar a presentarse de 6 a 12 horas después de la aplicación de la inyección o hasta tres días después de la misma. Cortez recomienda, para que el sistema inmune tenga una mejor respuesta a la vacuna, alimentarse de manera saludable, comer frutas y verduras, no comer en exceso, dormir más de siete horas al día, no desvelarse, disminuir los niveles de estrés y tomar mucho líquido.

Dónde vacunarse

Esperanza Health Centers administran dosis de refuerzo de la vacuna contra el covid-19 de Pfizer en Chicago en:

  • 6057 S. Western Ave.
  • 2001 S. California Ave.
  • Es preferible que las personas hagan cita, pero en caso de que no la hagan también puede recibir la vacuna. Otras sedes de Esperanza Health Centers también tienen vacunas contra el covid-19 pero a menor escala, no para vacunación masiva.

    Las personas que no se atienden en Esperanza Health Centers deben llevar su récord de vacunación (tarjeta de vacunación) si es que ya se han puesto alguna dosis, esto con el fin de asegurar que estén en el tiempo correcto para recibir la dosis.

    Para más información llamar al teléfono: 773-584-6200.

    La cobertura editorial de La Raza es posible en parte gracias al apoyo del Chicago Community Trust y del Facebook Sustainability Accelerator/International Center for Journalists.