Comienzan las comidas al aire libre bajo el programa Chicago Alfresco

Para algunos emprendedores locales que han sufrido en la pandemia de covid-19 para sacar a flote su negocio dicen que dicho programa además de no ser un proceso fácil es costoso

El club de  jazz Le Piano que participa en el programa Chicago Alfresco se ubica en Rogers Park. 
Foto Google Maps

El club de jazz Le Piano que participa en el programa Chicago Alfresco se ubica en Rogers Park. Foto Google Maps

Chicago.- Una iniciativa de la ciudad para impulsar las ventas en los negocios duramente golpeados por la pandemia inició el viernes con cenas al aire libre.

Para algunos emprendedores locales que han sufrido en la pandemia de covid-19 para sacar a flote su negocio dicen que dicho programa además de no ser un proceso fácil es costoso.

La avenida Glenwood en el barrio de Rogers Park al norte de Chicago se encuentra entre las calles que se han cerrado a los automóviles para cenar al aire libre como parte del programa Chicago Alfresco.

Chicago Alfresco se abrió para solicitudes el año pasado. El propietario del club de jazz Le Piano dijo que tomó ocho meses tener todo listo y todos los permisos aprobados.

Para abrir una calle o plaza para cenar al aire libre, las empresas deben presentar una solicitud con una organización, en este caso, con la Alianza de Negocios de Rogers Park. Es un proceso costoso: las empresas debían proporcionar representaciones de sus planos, elaborados por un arquitecto, incluso para obtener la aprobación de la ciudad, informó CBS2.

Así también, se requiere esa aprobación de al menos tres agencias de la ciudad, incluido el Departamento de Transporte de Chicago, el Departamento de Asuntos Culturales y el Departamento de Asuntos Comerciales y Protección al Consumidor. Después de cumplir con ese proceso, las empresas pueden comenzar a comprar materiales para hacer realidad esas representaciones.

De regreso a la avenida Glenwood en Rogers Park, los citadinos podrán disfrutar de música, baile y comida en un tramo de esa avenida que linda con el terraplén de la línea roja de la Autoridad de Tránsito de Chicago (CTA) al este.

“Ahora el proceso puede comenzar a manifestarse realmente”, dijo el propietario de Le Piano, Chad Willetts. Pero no fue un proceso fácil para los restaurantes reclamar la calle. El costo y el esfuerzo para hacerlo fue abrumador.

Fue una gran hazaña para las empresas que aún se estaban recuperando de la pandemia, con un costo de alrededor de $ 125,000 solo para Le Piano.

Las dos pequeñas empresas de Rogers Park involucradas en la iniciativa al aire libre de la avenida Glenwood, Le Piano y también The Glenwood recibieron subvenciones de la compañía de cerveza y licores Diageo.

Le preguntamos a la ciudad cuántas solicitudes ha aprobado hasta ahora con el proceso largo y detallado.

La ciudad le dijo a CBS2 que bajo este programa ha aprobado hasta ahora siete solicitudes pero que no dijeron dónde están o qué áreas de vecindario también se incluyeron para ser parte del programa Chicago Alfresco este año.

En Rogers Park, esperan comenzar a cenar al aire libre en la avenida Glenwood el sábado, informó CBS2.


La publicación de noticias y la cobertura editorial de La Raza en internet son posibles en parte gracias al Chicago Community Trust. Agradecemos su apoyo a nuestro trabajo informativo en beneficio de la comunidad hispana de Chicago.

En esta nota

Rogers Park

Recibe gratis todas las noticias en tu correo

¡Muchas gracias! Ya estás suscrito a nuestro newsletter

Más sobre este tema
Contenido Patrocinado
Enlaces patrocinados por Outbrain