Nuevo mural de Pilsen ‘Fight To Stay’ llama a la resistencia contra el desplazamiento urbano’

La obra, de los artistas Héctor Duarte y Gabriel Villa, se ubica en los muros de uno de los edificios de la cooperativa de Pilsen PIHCO, en 1910 S. Wolcott Ave.

El muralista Héctor Duarte y su obra ‘Fight To Stay’ o ‘Lucha para quedarte’ en 1910 S. Wolcott Ave., en pleno corazón del barrio de Pilsen. (Belhú Sanabria / La Raza)

El muralista Héctor Duarte y su obra ‘Fight To Stay’ o ‘Lucha para quedarte’ en 1910 S. Wolcott Ave., en pleno corazón del barrio de Pilsen. (Belhú Sanabria / La Raza)

Un nuevo y colorido mural en pleno corazón de Pilsen recuerda a sus residentes sobre la lucha que esa comunidad experimenta para mantenerse en su barrio de toda la vida y no ser desplazada. Más que una pintura, es un llamado a la gente a la acción para resistir y para mantenerse conectada con sus raíces.

Y es que Pilsen es un barrio de Chicago con población de mayoría mexicana que, por más de una década, viene luchando contra el desplazamiento urbano.

Este notable mural de Pilsen, que abarca casi tres pisos, ha sido titulado ‘Fight to Stay’ o ‘Lucha para quedarte’ y es obra de los muralistas Héctor Duarte y Gabriel Villa, a quienes les tomó alrededor de cinco meses su elaboración.

El mural se encuentra pintado en la fachada de uno de los edificios de la cooperativa de Pilsen Housing Cooperative (PIHCO), en 1910 S. Wolcott Ave., en ese vecindario hispano de Chicago.

En el mural se aprecian dos tornados. El primero representa el desplazamiento urbano, también conocido como “gentrification”, y el otro la cooperativa de vivienda de Pilsen. Y la figura de un árbol fuerte y gigante representa las raíces profundas que los latinos han creado en esta tierra que buscan defender y en la que quieren permanecer.

“PIHCO significa la lucha por quedarse en Pilsen, por continuar viviendo la vida del latino aquí en esta área”, dijo en entrevista con La Raza el pintor Héctor Duarte, uno de los creadores del mural. “El tornado que está llegando a desplazar se está llevando las casas, está desapareciendo el barrio y con eso a las familias, se está llevando a la gente, la está expulsando de este lugar y toda la tradición cultural que hemos tenido durante 50 años. Ahí se ve reflejado que se está desapareciendo y lo vemos en las calles, lo vemos en las tiendas, lo vemos en todas áreas, las escuelas se están vaciando por lo mismo”.

Los artistas Duarte y Villa también hicieron a la comunidad partícipe en el proceso creativo. “Tuvimos un día de trabajo con la comunidad donde familias llegaban y pintaban flores o pintaban hojas de árboles y con eso creamos en un área lo que es el jardín colectivo, el jardín de la comunidad, y está representado ahí”.

El mural ‘Fight To Stay’ o ‘Lucha para quedarte’ es una llamado a la resistencia contra el desplazamiento urbano y una defensa de la comunidad hispana de Pilsen. (Belhú Sanabria / La Raza) Crédito: Impremedia

Movimiento de murales en el barrio

Duarte y Villa se ofrecieron a pintar el mural de manera gratuita en ese edificio comprado por la cooperativa PIHCO, pero dado que la Ciudad estaba dando becas al final aprovecharon la oportunidad, la solicitaron y recibieron fondos para poder hacer el proyecto.

El movimiento del muralismo empezó hacia 1968 en el barrio de Pilsen con el primer mural pintado por el artista Mario Castillo. Una réplica de parte de la pieza titulada ‘Paz’ de Castillo está incluida en el mural ‘Fight To Stay’ en reconocimiento a la historia de esa comunidad en Chicago.

Historiadores locales señalan que el mural de Castillo fue el primero en ser pintado durante el movimiento nacional de murales chicanos en las décadas de 1960 y 1970.

“Este mural estaba en la calle Halsted, entre la avenida Cullerton y la calle 19, en un edificio, pero fue borrado hace tiempo. Este mural fue muy importante porque ahí empezó el movimiento de murales en el barrio. Y esa es la razón por la que decidimos poner una parte del mural”, explicó Duarte a La Raza.

Para elaborar el nuevo mural utilizaron la técnica del muralista David Siqueiros que Héctor Duarte aprendió en México. Duarte estudió muralismo en el Taller Escuela David Alfaro Siqueiros en Cuernavaca, Morelos.

Duarte dijo que un aspecto importante a destacar es que antes de empezar a pintar el nuevo mural platicaron con los miembros de PIHCO y de ellos vinieron parte de las ideas. “Fue el principio básico para recrear lo que representaría la cultura en nosotros que está en lo que es el jardín, el árbol, las flores grandes. Es como una semblanza de lo que representaría la cultura latina o el ambiente de poder tener tu propio lugar y de todos colaborar entre sí, porque de eso se trata la cooperativa, todo es voluntario, todo es ayudarse unos a otros para poder continuar con la cultura que tenemos”. 

La cobertura editorial de La Raza es posible en parte gracias al apoyo del Chicago Community Trust.

En esta nota

Cultura hispana cultura mexicana Pilsen Reportajes Chicago

Recibe gratis todas las noticias en tu correo

¡Muchas gracias! Ya estás suscrito a nuestro newsletter

Más sobre este tema
Contenido Patrocinado
Enlaces patrocinados por Outbrain