Madres de La Villita exigen a la policía que investigue los crímenes sin resolver

Estas mujeres continuarán presionando para que se realicen reuniones mensuales con los detectives del área hasta que tengan justicia

Las madres están pidiendo que la policía resuelva los casos aún pendientes, ellas quieren que la muerte de sus hijos no quede impune. Foto captura ABC7 Chicago.

Las madres están pidiendo que la policía resuelva los casos aún pendientes, ellas quieren que la muerte de sus hijos no quede impune. Foto captura ABC7 Chicago. Crédito: Cortesía

Chicago.- Un grupo de madres de La Villita claman por justicia y están en busca de respuesta, después de la muerte de sus hijos, ellas exigen que la policía haga su trabajo y resuelva los casos aún pendientes.

Las mujeres que se reunieron el miércoles en la sede del distrito del Departamento de Policía de Chicago (CPD) quieren que la policía investigue los asesinatos de sus hijos y se capture a los responsables para que su muerte no quede impune.

El grupo dijo que las investigaciones sobre las muertes de Fernando León en 2020 y Harry David Rodríguez en 2011 son típicas de aquellas que han fallado debido a la falta de interés de los investigadores y quieren que se desplieguen más recursos federales para obtener respuestas, informó ABC7 Chicago.

Ante estos casos sin resolver, miembros del Concilio Comunitario de La Villita exigieron una reunión con los detectives de homicidios en el quinto distrito de Belmont Cragin.

“Votamos por el gobernador Pritzker y queremos que sea más fuerte con la violencia de la misma manera que lo fue cuando llegó el covid por primera vez”, dijo Elizabeth Ramírez, madre de Henry David Rodríguez. El hijo de Ramírez fue asesinado a tiros el 23 de octubre de 2011 en su fiesta de cumpleaños sorpresa que sus amistades organizaron para él.

El 30 de mayo de 2020, en el punto más álgido de la pandemia de covid-19, los registros judiciales indicaron que el hijo de Francesca Pérez, Fernando León, fue presuntamente asesinado a tiros por su arrendador, Hugo Alberto García, un exmilitar de la Marina de Estados Unidos.

“La vida de mi hijo importa”, dijo Pérez. “Él necesita justicia”.

García finalmente fue acusado de asesinato en primer grado y salió bajo fianza. No se le ha visto desde entonces.

“Es ridículo que algunos tengan 11 años esperando una respuesta. Eso es una tortura”, dijo Baltazar Enríquez, director ejecutivo del Concilio Comunitario de La Villita.

La Policía de Chicago dijo que continúan investigando estos casos y otros similares en La Villita y proporcionó un oficial de enlace comunitario capacitado para empatizar con las víctimas de delitos.

Los grupos comunitarios quieren que el departamento se comunique con el FBI o la ATF para obtener ayuda para resolver los casos.

En tanto, las madres continuarán presionando para que se realicen reuniones mensuales con los detectives del área hasta que tengan justicia.

La publicación de noticias y la cobertura editorial de La Raza en internet son posibles en parte gracias al Chicago Community Trust. Agradecemos su apoyo a nuestro trabajo informativo en beneficio de la comunidad hispana de Chicago.

En esta nota

FBI JB Pritzker La Villita policía de Chicago

Recibe gratis todas las noticias en tu correo

¡Muchas gracias! Ya estás suscrito a nuestro newsletter

Más sobre este tema
Contenido Patrocinado
Enlaces patrocinados por Outbrain