Incertidumbre entre beneficiarios de DACA en Illinois de cara a las elecciones presidenciales de 2024

El programa que ampara a más de 500,000 dreamers continúa en un limbo legal y muchos jóvenes que podrían beneficiarse se han quedado al margen. Se teme que so Trump es reelecto ordene poner fin a DACA

Activistas y beneficiarios del programa DACA defienden ese esquema que beneficia a cientos de miles de personas que llegaron sin documentos a EEUU siendo niños.

Activistas y beneficiarios del programa DACA defienden ese esquema que beneficia a cientos de miles de personas que llegaron sin documentos a EEUU siendo niños. Crédito: Getty Images

Líderes de Chicago que abogan por los derechos de los inmigrantes han exhortado en reiteradas oportunidades al presidente de Estados Unidos, Joe Biden, a que cumpla su promesa de reforma migratoria para los más de 11 millones de indocumentados, incluyendo a los dreamers.   

Las próximas elecciones presidenciales en Estados Unidos serán el 5 de noviembre de 2024.

El programa de Acción Diferida para los Llegados en la Infancia (DACA, por sus siglas en inglés) fue creado en 2012 mediante decreto administrativo por el entonces presidente de Estados Unidos Barack Obama. Este alivio migratorio que protege de la deportación habilita a miles de jóvenes inmigrantes, también conocidos como dreamers, a solicitar una autorización de empleo y residir legalmente en el país de manera temporal.  

Los beneficiarios actuales pueden renovar este amparo migratorio cada dos años.  

Según datos del Instituto de Política Migratoria (MPI), el programa protege a 578,600 indocumentados.

El panorama de DACA para estos inmigrantes en 2024 es crucial a razón de que es un año de elecciones presidenciales. Y muchos dreamers guardan la esperanza de que este amparo migratorio no sea eliminado.   

A algunos jóvenes les preocupa una posible vuelta al poder del expresidente Donald Trump, puesto que durante su mandato ordenó poner fin al programa, llevando a los dreamers a presentar demandas por medio de abogados de inmigración para preservar sus beneficios.

Aunque la Corte Suprema de Estados Unidos falló a favor de los beneficiarios en junio de 2020, argumentando que la eliminación del programa DACA por parte de Trump fue ilegal, dicho alivio ha enfrentado desafíos en los tribunales en el transcurso de los años.

Por ejemplo, el juez federal Andrew Hanen determinó que el programa DACA era ilegal en septiembre de 2023. Hanen permitió la renovación para los beneficiarios existentes mientras se apelaba la decisión, pero prohibió la inscripción de nuevos solicitantes.

Se espera que la batalla legal llegue nuevamente a la Corte Suprema.

Alrededor de 1.1 millones de personas indocumentadas son elegibles al programa DACA, según informó el MPI.

A la espera de una expansión de DACA

Josselin González Díaz le reveló a su maestra cuando estaba en la escuela secundaria su condición de indocumentada.

“Cuando yo le confesé eso, ella me empezó a ayudar, a buscar becas para personas indocumentadas, porque yo no quería ir a un colegio de dos años, yo quería ir a una universidad de cuatro años. Me ayudó a buscar una beca que se llama ‘The Dream U.S Scholarship’, que es para los indocumentados, y para los dreamers que tienen DACA”, explicó González Díaz a La Raza.

Esta joven, de 20 años es elegible para el programa DACA, pero se quedó en medio proceso para ampararse al programa, emitió fotos, huellas y otros documentos al Servicio de Ciudadanía e Inmigración de Estados Unidos (USCIS. No logró finalizar el trámite porque se canceló la expansión para nuevos solicitantes.

“Traté de aplicar para DACA, metí mis documentos para DACA, todo iba bien, de hecho me mandaron a tomar mis huellas, a tomar mis fotos, tenía las esperanzas de que tan siquiera me iba llegar un seguro y unos días después de que tuve mi cita escuché en las noticias que no estaban aceptando nuevas aplicaciones”, señaló González Díaz, residente de la ciudad de Crystal Lake, en Illinois.

González Díaz emigró con sus padres de México a Estados Unidos a la edad de un año y cinco meses. Ella estudia en la universidad y quiere convertirse en abogada, pero le preocupa no poder ejercer la carrera debido a su estatus migratorio.

La inmigrante dijo que su condición de indocumentada le ha afectado en lo que respecta al trabajo y estudio. “No puedo aplicar para el FAFSA (solicitud gratuita de ayuda federal para estudiantes). En cuestión de trabajo estoy ganando el salario mínimo”.

González Díaz dijo que tenía esperanza cuando entró Joe Biden de presidente, pero “he estado siguiendo el proceso de DACA y todas las revisiones, y le baja a uno la esperanza cuando escucha que el proceso de DACA no es legal y que no van a aceptar nuevas aplicaciones”.

“Yo quisiera tener la oportunidad de tener un seguro, de mejorar mi situación, de mejorar mis estudios, de mejorar mi habilidad de poder tener un buen trabajo”, puntualizó la dreamer.

La cobertura editorial de La Raza es posible en parte gracias al apoyo del Chicago Community Trust.

En esta nota

DACA dreamers Reforma Migratoria Reportajes Chicago

Recibe gratis todas las noticias en tu correo

Este sitio está protegido por reCAPTCHA y Google Política de privacidad y Se aplican las Condiciones de servicio.

¡Muchas gracias! Ya estás suscrito a nuestro newsletter

Más sobre este tema
Contenido Patrocinado
Enlaces patrocinados por Outbrain