EIG ofrece una actualización a la propuesta de reestructuración de Pacific Exploration & Production Corp.

EIG presenta una oferta para la totalidad de los bonos preferentes de
Pacific E&P, valuados en 4100 millones de dólares

La oferta de EIG representa un precio seguro y una prima
significativa en un entorno en el que los precios del petróleo están en
caída libre

Ya se ha incumplido el pago de intereses y los tenedores de bonos
enfrentan perspectivas de recuperación insignificantes si se sigue por
este camino

No ha surgido ninguna alternativa y el tiempo apremia

EIG insta a los titulares de bonos preferentes a licitar hoy

WASHINGTON–(BUSINESS WIRE)–EIG Pacific Holdings Ltd. (el «Oferente»), una sociedad de
responsabilidad limitada radicada en las Islas Caimán y filial de
Harbour Energy Ltd. («Harbour Energy»), acaba de presentar una
actualización con respecto a sus licitaciones pendientes (las
«Licitaciones») por los bonos preferentes en circulación (los «Bonos»)
de Pacific Exploration & Production Corporation (TSX: PRE) (BVC: PREC)
(«Pacific E&P» o la «Compañía»).

El 13 de enero de 2016, el Oferente abrió una licitación para adquirir
en efectivo todos y cada uno de los bonos en circulación del capital
total acumulado de Pacific E&P por aproximadamente 4 100 millones de
dólares. EIG anunció ese día que, aparentemente, «Pacific E&P está al
borde de la insolvencia y se está quedando sin opciones». Menos de 24
horas más tarde, Pacific E&P confirmó la gravedad de su situación con el
anuncio de que había decidido no hacer frente al pago de intereses
programados y que utilizaría el período de carencia del pago de
intereses de 30 días, conforme a los contratos de emisión que rigen sus
Bonos. Esta misma mañana, S&P ha anunciado que baja la calificación
crediticia y de emisión de la Compañía al nivel «D», ante la expectativa
de que Pacific E&P «entre en un default general y deje de pagar todas o
prácticamente todas sus obligaciones a medida que vayan venciendo». «La
semana pasada informamos debidamente al mercado sobre la grave situación
financiera de Pacific E&P y creemos que la situación va en espiral
descendente, más ahora, que se ha revelado el interés de encubrir el
problema, y ante el rápido deterioro del entorno del mercado», sostuvo
R. Blair Thomas, director ejecutivo de EIG y copresidente del directorio
de Harbour Energy.

Parece altamente improbable que Pacific E&P realice el pago de intereses
diferidos de los bonos de 2019 y de 2025, ni que realice el pago de
intereses de los bonos de 2021 y de 2023 a la fecha de su vencimiento.
Sin embargo, para aquellos que presenten ofertas, como la oferta de
Harbour Energy incluye todos los pagos de intereses devengados e impagos
a través de los cuatro tramos de bonos hasta el final del período de
carencia de la compañía de 30 días, el 19 de febrero de 2016 (suponiendo
que la empresa no se declare insolvente antes de esa fecha), la
retribución ofrecida en la licitación pública por EIG, de 175 dólares
por cada 1 000 dólares de capital invertido más los intereses
acumulados, es efectivamente de 200,66 dólares por cada 1 000 dólares de
capital en promedio, para los cuatro tramos de bonos.

«Con un precio promedio efectivo de aproximadamente el 20,1 %, nuestra
oferta representa una prima del 100 % sobre el 10 % del precio promedio
licitado en comparación con la negociación de los bonos de Pacific E&P
inmediatamente antes del lanzamiento de nuestra oferta, cuando el
mercado confiaba en que la empresa hiciera frente al pago de los
intereses de enero. Creemos que la posición de caja de la Compañía es
apremiante y que el mercado ha subestimado la gravedad de la situación.
La única solución confiable es aquella que combine una inyección
importante de capitales nuevos con una reestructuración del balance
financiero para evitar una larga y destructiva reorganización del nivel
de activos, con pérdida de valor, o una venta forzosa. Nuestra oferta
presenta un precio seguro a los tenedores de bonos, en vista de un
resultado altamente complejo e incierto. Además, Pacific E&P es una
empresa que requiere mucho capital y que opera en múltiples
jurisdicciones con resultados jurídicos potencialmente impredecibles.
Por otra parte, creemos que la compañía recibirá reclamaciones en
materia comercial y contractual, muchas de las cuales pueden tener
antigüedad estructural para los tenedores de bonos en una verdadera
liquidación de la empresa. Existen muy pocas empresas con la capacidad
para financiar las importantes necesidades de capital de la Compañía, la
capacidad técnica y administrativa para supervisar una empresa de
exploración y producción de hidrocarburos de esta magnitud, la capacidad
de lidiar con los numerosos y complejos problemas jurídicos y
reglamentarios que implicará una reestructuración judicial, así como la
familiaridad con las operaciones y el equipo de gestión de Pacific E&P
pertinentes al plazo establecido por la situación de la Compañía.
Estamos comprometidos a guiar a la Compañía a través de una rápida
reorganización que le permita seguir funcionando, permanecer intacta y
prosperar una vez más. Esperamos poder trabajar con el directorio y la
administración para asegurar la continuidad, preservación de los empleos
y un eficiente proceso de reestructuración.

El Sr. Thomas añadió: «Estamos agradecidos con los tenedores de bonos
que ya han comunicado que presentarán ofertas. Creemos que nuestra
propuesta representa la mejor salida para Pacific E&P, así como para los
tenedores de bonos, ya que ofrece una prima significativa y una
recuperación con disminución del riesgo de manera completa y creíble. En
nuestra opinión, la única solución viable es que haya una voz única
dispuesta a prestar apoyo para aportar más crecimiento a la Compañía en
colaboración con la administración de Pacific E&P y las demás partes
interesadas».

El Sr. Thomas concluyó: «EIG ha invertido exclusivamente en el sector
energético durante más de 33 años. Somos inversionistas disciplinados y
nuestra oferta se basa en un minucioso análisis de la situación actual
de la Compañía y sus perspectivas realistas. Los precios del petróleo y
los mercados energéticos actualmente avanzan en una sola dirección, por
lo que los tenedores de bonos deben ser muy cautelosos al escuchar
noticias con falso optimismo en el mercado. Cualquier retraso en aceptar
nuestra oferta solo dará como resultado más degradación del valor y un
impacto negativo sobre el precio en que valuemos los bonos. Por
consiguiente, instamos a los titulares de bonos preferentes para que
liciten hoy».

Acerca de EIG y Harbour Energy

Harbour Energy es un instrumento de inversión en el sector de la
energía, formado por EIG Global Energy Partners («EIG») y Noble Group,
para buscar inversiones de control total y parcial en activos de energía
de gran calidad, en etapas preliminares e intermedias a nivel mundial.
Harbour Energy está gestionado externamente por EIG. EIG se especializa
en inversiones privadas en el sector de la energía e infraestructuras
relacionada con la energía a nivel mundial. Al 30 de septiembre de 2015,
gestiona 14 300 millones de dólares. Durante sus 33 años de historia,
EIG ha invertido 21 400 millones de dólares en el sector a través de más
de 300 proyectos o empresas en 35 países de los seis continentes. Para
obtener más información, visite www.harbourenergy.com.

El texto original en el idioma fuente de este comunicado es la versión
oficial autorizada. Las traducciones solo se suministran como adaptación
y deben cotejarse con el texto en el idioma fuente, que es la única
versión del texto que tendrá un efecto legal.

Contacts

Prensa:
Sard Verbinnen & Co
Dan Gagnier / Brandon
Messina
212-687-8080