Luchan por sindicalización en tienda de segunda

Empleados de la tienda Unique Thrift Store, en Uptown, convocan a elección sindical para el próximo 4 de diciembre.
Sigue a La Raza en Facebook
Luchan por sindicalización en tienda de segunda
Manifestantes piden mejores condiciones laborales para los empleados de la tienda Unique.
Foto: Belhú Sanabria / La Raza

Chicago.- Con bolsas llenas de ropa usada salen decenas de personas de la tienda de segunda Unique Thrift,que se ubica en el vecindario de Uptown, donde los trabajadores piden mejores condiciones laborales y buscan formar un sindicato.

Los empleados, por su parte, aprovecharon su horario de refrigerio para convocar a una elección sindical y votarán a fin de decidir si quieren o no una sindicalización con Worked United/SEIU. La votación será el próximo 4 de diciembre.

Las trabajadoras demandan respeto en el trabajo, salario justo y mejores condiciones laborales.

Ana Laura López, una de las trabajadoras, dijo: “Estamos aquí porque comenzamos esta lucha hace un año, pero los problemas eran de hace muchos años atrás; estuvimos calladas por el miedo a perder el trabajo hasta que se nos agotó la paciencia y decidimos mejor tratar de sindicalizarnos”.

Rosalba Nieto, otra trabajadora, explicó que ganan el salario mínimo de $8.35 la hora y a las que les han aumentado, han sido solo centavos.

Ofelia Torres es una asidua cliente de esta tienda y contó a La Raza que viene siempre a comprar artículos de segunda mano y le gusta aprovechar las ofertas; pero le disgusta que estos trabajadores ganen bajo salario.

“El trabajo que realizan es muy pesado, las veo cargando muchos ganchos para colgar la ropa, levantando cosas; estoy de acuerdo que reclamen un mejor salario y que tengan mejores condiciones de trabajo”, dijo la mujer.

Clientes, religiosos, la organización Arise Chicago, sindicatos y gente de la comunidad se hicieron presente ayer a las afueras de dicha tienda en apoyo de los trabajadores.

Así como Torres, más de 300 clientes de la tienda manifestaron su respaldo a los trabajadores con sus firmas en tableros de papel, las cuales entregaron a la gerente del local, Carmen Rivera.

Jorge Mújica, organizador de Campañas Estratégicas de la organización ARISE Chicago, dijo que estas mujeres tienen condiciones de trabajo difíciles. “Trabajan con materiales usados, ropa que les llega sucia, posiblemente contaminada, y no cuentan con material apropiado para manipular los artículos que llegan a la tienda en condiciones insalubres”.

Mújica dijo que el proceso de organización sindical ya inició. “Las elecciones se van a llevar a cabo el 4 de diciembre, son alrededor de 60 trabajadores que tienen derecho de votar en esa elección, si gana el sí pues gana el sindicato, entonces habrá que negociar un contrato colectivo de trabajo”.

El organizador indicó que si bien los trabajadores son libres de votar según lo que crean, “se está haciendo una campaña de desinformación diciendo que el sindicato se está escondiendo detrás de una organización comunitaria, lo cual no es cierto”.

“Una cosa es el sindicato y otra cosa es el Centro de Trabajadores Arise. Los trabajadores vinieron primero con Arise, los educamos sobre sus derechos y entonces decidieron unirse a un sindicato”, indicó Mújica a La Raza.

La compañía propietaria de la tienda es Savers, Inc, con sede en Bellevue, Washington, Seattle. La empresa tiene más de 300 tiendas en Canadá, Australia y Estados Unidos, y reporta ventas por más de mil millones de dólares anuales, según indicaron en un comunicado.

Sara Gaugl, portavoz de Savers Inc., señaló a través del comunicado que reconocen el valor de sus miembros del equipo y que estos contribuyen al éxito de su negocio.

“Es por esta razón, por la que en ninguna de nuestras 330 tiendas y cerca de 20,000 miembros del equipo han sentido la necesidad de elegir a un sindicato para representar sus necesidades de empleo. Tenemos siempre y seguiremos valorando nuestra relación directa con cada uno de nuestros empleados”, declaró en el comunicado.

Sin embargo, Gaul agregó: “Respaldamos el derecho de nuestros empleados a decidir y continuaremos brindando a nuestros miembros del equipo la información necesaria para emitir un voto informado el 4 de diciembre de 2013”.