Ofrecen nuevo comienzo a jóvenes con delitos menores

La ley estatal 'Clean Slate Act' ('Borrón y cuenta nueva') eliminará los antecedentes criminales a jóvenes que cometieron delitos menores para darles una nueva oportunidad para abrirse camino en lo educativo y laboral
Ofrecen nuevo comienzo a jóvenes con delitos menores
El gobernador Pat Quinn firmó la ley 'Clean Slate Act.
Foto: Foto Cortesía Enlace Chicago

Chicago. La iniciativa SB978, ‘Clean Slate Act’ o ‘Borrón y cuenta nueva’´, patrocinada por el senador estatal Kwame Raoul (D-Chicago) y el representante estatal Art Turner (D-Chicago), fue firmada por el gobernador Pat Quinn y convertida en ley el 7 de junio pasado. Entrará en vigor el 1 de enero de 2015.

Esta ley beneficia a jóvenes que cometieron delitos menores (y no han cometido delitos graves) al eliminar de su récord de manera automática los delitos no violentos cometidos antes de cumplir los 18 años.

Cabe señalar que sólo 400 de los 21,000 jóvenes arrestados el año pasado en el Condado de Cook solicitaron con éxito que sus récords sean borrados, según se indicó en un comunicado de la oficina del Senado.

Michael Rodríguez, director ejecutivo de la agencia Enlace Chicago, ha visto que muchos jóvenes están tratando de mejorar sus vidas, y muchos lo han logrado, “pero el peligro es que tienen en su récord un arresto y que eso dificulta el obtener algunos trabajos, becas, asistencia federal de la universidad y también vivienda”.

“La ley les va a beneficiar a los jóvenes porque ahora van a poder calificar para becas y obtener algunos trabajos”, dijo Rodríguez a La Raza.

Sólo los jóvenes detenidos por delitos menores o clase 3 o 4 entre los delitos graves (los dos niveles más bajos de severidad) serán elegibles para la automática eliminación de antecedentes penales, y sólo si el abogado del estado nunca presentó una petición de delito (el equivalente en la justicia de menores a la presentación formal de cargos).

Dicha ley requiere que la policía estatal borre los récords de arrestos de jóvenes una vez al año para todos los detenidos elegibles que cumplieron 18 años durante el año anterior y no fueron arrestados de nuevo durante los últimos seis meses.

“Empezando en 2015 la policía del estado va a hacer esta limpieza de récord cada año. Ellos [la policía] van a ver el récord, si no han sido arrestados los últimos seis meses le van a limpiar el récord. Será automático a los 18 años y cada año”, dijo Rodríguez, quien fue parte de la Coalition for Juvenile Expungement Reform.

La ley excluye a los jóvenes que hayan cometido delitos sexuales o que hayan sido arrestados por delitos graves o si estos fueron arrestados seis meses antes de cumplir los 18 años.

Esta ley previene que un delito menor cause un daño irreparable en la vida de un joven.

El gobernador Quinn dijo durante la firma de la ley que los jóvenes no suelen ser conscientes de que el récord de su arresto puede ‘seguirlos’ hasta la edad adulta. “Con esta nueva ley se asegurará que las personas se beneficien con ella para que tengan las oportunidades para conseguir trabajo y tener éxito en la vida”.

Rafael Yáñez, quien es un policía de Chicago y fundador de Union Impact Center, dijo que esta ley impacta de una manera directa a las comunidades. “Muchas veces los jóvenes están viviendo en una cultura de generación tras generación, estamos trabajando con jóvenes que algunas veces hasta los mismos abuelos estaban de alguna manera involucrados en el sistema criminal y ahora los hijos”.

La ley es buena pero la única manera de que pueda hacerse efectiva es cuando la persona la aprovecha, sino no mas es una ley”, enfatizó Yáñez a La Raza.

Yáñez dijo que es importante hacer talleres comunitarios para informar a los jóvenes sobre esta nueva ley: “esta información tiene que estar disponible en las escuelas, en los parques, fiestas, iglesias, todos tenemos que tomar conciencia en llevarle esta información a los jóvenes”.