La solidaria lucha de las ‘Madres de Soñadores’ por un alivio migratorio

Activistas de Chicago viajaron a Washington en apoyo de las 'Dreamers Moms USA', quienes durante dos semanas han realizado una huelga de hambre ante la Casa Blanca para pedir que Obama otorgue una acción ejecutiva de inmigración. Está previsto que el Presidente lo realice el jueves
La solidaria lucha de las ‘Madres de Soñadores’ por un alivio migratorio
Madres de indocumentados y activistas frente a la Casa Blanca.
Foto: Cortesía

Chicago.- Después de más de dos semanas sin probar alimento y sólo hidratándose con agua, la activista de Chicago Susana Sandoval, quien forma parte del grupo nacional ‘Dreamers Moms USA’ o ‘Madres de Soñadores’ sufrió el martes un desmayo durante la vigilia que cada noche realizan frente a la Casa Blanca en pro de un alivio migratorio.

El grupo ‘Dreamers Moms USA’ inició la huelga de hambre con 10 personas el pasado 3 de noviembre, un día antes de las elecciones que se realizaron el 4 de noviembre y en la que los republicanos alcanzaron la mayoría en la Cámara de Representantes y el Senado.

Este miércoles se cumplieron 17 días en la que las madres de indocumentados de distintas ciudades de Estados Unidos, entre ellas Chicago, se unieron en esta huelga de hambre para ejercer presión para que el presidente Barack Obama otorgue un alivio migratorio para miles de personas sin estatus legal.

Sandoval se escuchaba con la voz débil por los varios días que llevaba en ayuno. Ella dijo en entrevista telefónica con La Raza que en ese momento en Washington DC son cinco las madres que continúan en ayuno y que las otras siguen la huelga desde sus casas en las ciudades que residen.

“El martes me desmayé frente a la Casa Blanca durante la vigilia que hacemos cada noche y es que me sentía débil y además el clima tampoco ha sido favorable, hace frío y no tenemos carpa ni calefacción, pero seguimos en la lucha”, dijo la mujer.

Las huelguistas han realizado su protesta frente a la Casa Blanca, pero en las noches han descansado en una iglesia de esa ciudad.

En días recientes una delegación compuesta por familias inmigrantes y activistas como Elvira Arellano y Emma Lozano de la Familia Latina Unida salieron de Chicago rumbo a Washington DC en solidaridad con el grupo ‘Dreamers Moms USA’, quienes ya llevan más de dos semanas en huelga de hambre ante la Casa Blanca.

“Estamos en solidaridad dedicando un día de ayuno junto a las madres de los ‘dreamers’ que se encuentran en huelga de hambre, precisamente para presionar al presidente Obama para que utilice su poder ejecutivo, las familias ya no pueden esperar, hay deportaciones y separación de familias todos los días”, dijo Arellano a La Raza.

Lozano indicó entonces que mantendrán la presión hasta que surja un alivio migratorio. “Queremos una orden ejecutiva que sea amplia y también generosa para que la mayoría de las personas puedan ser parte de ella, no queremos que nadie se quede atrás y lo deporten”.

Para Sandoval, madre de dos hijos de 15 y 14 años, el esfuerzo que todo el grupo viene realizando vale la pena porque es en pro de un alivio migratorio.

Después de la entrevista con ellas, el presidente Obama reveló su decisión de dar a conocer el jueves 20 de noviembre su plan de acción ejecutiva para otorgar un alivio migratorio a los indocumentados.

Sandoval coincidió en que el momento indicado para que Obama diera a conocer su acción ejecutiva es esta semana “porque luego van a tener el receso y cuando regresen [al Congreso] estarán enfocados en tener que pasar la legislación sobre el presupuesto de la nación entre otros temas”.

Hasta el cierre de edición, se reportó el anuncio del presidente Obama de que daría a conocer su esquema de alivio migratorio el jueves, pero no se había anunciado oficialmente los detalles de ese plan.

• Habría permisos de trabajo para padres con hijos que son ciudadanos estadounidenses o residentes legales, lo que beneficiaría a hasta 3.3 millones de personas que llevan al menos cinco años de estancia en EEUU.

• La Casa Blanca sopesa limitar las protecciones a inmigrantes que llevan al menos 10 años en EEUU, lo que reduciría el número a unos 2.5 millones de personas.

• Por ahora, no incluye la posible extensión del programa de Acción Diferida para “Dreamers” y sus padres, lo que beneficiaría al menos un millón de personas adicionales.

• Se daría prioridad a la expulsión de criminales o personas que amenazan la seguridad nacional.

• Habría más visas para inmigrantes con altas destrezas laborales en el área de tecnología; más recursos para la vigilancia fronteriza, y reformas al controvertido programa policial de “Comunidades Seguras”.

Cabe señalar, que aunque la cadena televisiva Fox News indicó recientemente que el plan para dar alivio migratorio contiene 10 puntos, el Departamento de Seguridad Nacional (DHS) no confirmó, al cierre, los detalles al respecto.

Estaba previsto que el presidente Obama clarificara su plan la noche del jueves, en un mensaje por televisión.