Las trabajadoras domésticas “estamos a un paso de no ser más invisibles” en Illinois

Trabajadoras domésticas piden al gobernador de Illinois que firme y convierta en ley una iniciativa que les da protecciones laborales básicas

Guía de Regalos

Las trabajadoras domésticas “estamos a un paso de no ser más invisibles” en Illinois
Esther Bolaños dice que las trabajadoras domésticas están a un paso de no ser más invisibles
Foto: Belhú Sanabria/La Raza

Esther Bolaños cuidaba niños y ahora limpia casas en distintos barrios de Chicago. Bolaños dice que el sumarse a la lucha pro derechos laborales la hizo conocer más sobre el proyecto de ley HB 1288 que de ser promulgado permitirá a miles de trabajadores domésticos contar con protecciones laborales básicas.

“No tenemos una ley que nos proteja, pero eso pronto podría cambiar… Estamos a un paso de no ser más invisibles, le pedimos al gobernador Bruce Rauner que haga historia con nosotros que lo merecemos, que haga valer su poder y que nos saque de esas sombras en las que ahora estamos sumidas por muchos años”, dijo Bolaños.

Ella se refiere a que las mujeres que son trabajadoras domésticas están siempre dentro de las casas: “nadie nos ve, si cuidas niños estás dentro de tú casa o dentro de la casa de la familia, si limpias la casa estás dentro de la casa sola, no hay nadie que sepa que hay una persona trabajando allí, por eso digo que somos invisibles y no se trata de eso. Este trabajo dignifica y queremos que sea reconocido”.

Después de una ardua labor limpiando casas Lucía Wrooman descansa en una de las bancas del parque Horner Park antes de dirigirse a su hogar. “La edad ya me ganó, estoy muy cansada y no puedo seguir limpiando casas como antes”, comenta Wrooman, quien ha hecho ese trabajo desde hace 14 años.

En entrevista con La Raza ella cuenta que fue víctima de robo de salario de parte de la persona que le ayudaba a conseguir casas para limpiar por lo que renunció al trabajo, pero asegura que esa mala experiencia la impulsó a luchar por sus derechos. “Lucho por la carta de derechos porque creo en la justicia, la inclusión de las trabajadoras del hogar, es una de las maneras más importantes en que tenemos que enfrentar la injusticias que sufrimos en nuestro trabajo”.

Bolaños y Wrooman junto a otros trabajadores domésticos y organizadores comunitarios se plantaron frente a las oficinas del gobernador para hacerle llegar un contundente mensaje: “Queremos que nos vea, queremos que firme el proyecto de ley que merecemos, es lo que estamos pidiendo”.

En el Horner Park, Lucía Wrooman descansa luego de una dura jornada de limpiar casas. Ella es una líder trabajadora doméstica de la organización Unión Latina de Chicago.
En el Horner Park, Lucía Wrooman descansa luego de una dura jornada de limpiar casas. Ella es una líder trabajadora doméstica de la organización Unión Latina de Chicago.

Quieren que la convierta en ley

El proyecto de ley HB 1288 también conocido como la “Carta de Derechos para Trabajadoras del Hogar” fue aprobado con apoyo bipartidista en la Cámara de Representantes y en el Senado en Springfield y ahora está en el escritorio de Rauner. Sólo requiere su firma para convertirse en ley.

Según la Coalición de Trabajadoras del Hogar de Illinois, conformada en parte por organizaciones como la Unión Latina de Chicago, Arise Chicago y la Alianza de los Filipinos para los Derechos de Inmigrantes y Empoderamiento, Rauner tiene menos de 60 días para firmar la propuesta de ley. Conforme a sus cálculos, una vez promulgada esa ley beneficiará a más de 35,000 empleados domésticos en  Illinois.

Lucía Wrooman firma una tarjeta postal para el gobernador de Illinois Bruce Rauner afuera del edificio James R. Thompson Center en el centro de Chicago.
Lucía Wrooman firma una tarjeta postal para el gobernador de Illinois Bruce Rauner afuera del edificio James R. Thompson Center en el centro de Chicago.

Protecciones laborales

Gaby Benítez, organizadora comunitaria de la Alianza Nacional de Trabajadoras del Hogar, dijo que si la propuesta se vuelve ley los trabajadores domésticos tendrán derecho a que se le pague el salario mínimo estatal, protección contra el acoso sexual, pago de horas extras, protección contra robo de salario, un día de descanso a la semana si trabaja para un mismo empleador más de 20 horas y tiempo para comer, por mencionar algunos.

Y Analía Rodríguez, directora ejecutiva de la organización Unión Latina de Chicago, destacó que un gran porcentaje de los trabajadores domésticos son mujeres e inmigrantes.

Benítez también dijo que dicha iniciativa enmienda la ley del salario mínimo, la ley de un día de descanso  por siete de trabajo, la ley de derechos humanos de Illinois  y la ley de salarios a mujeres y menores de edad para incluir a los trabajadores domésticos: niñeras, personas que limpian casas, trabajadores que cuidan a personas con discapacidad y de la tercera edad, cocineros y choferes de casa, entre otros.

En cuanto a la situación migratoria del empleado, Rodríguez destacó que las leyes laborales y las leyes de inmigración “no se mezclan”. “Aunque estés indocumentado las leyes laborales te protegen como trabajador”, comentó Rodríguez.

Esther Bolaños firma una tarjeta postal para el gobernador Bruce Rauner junto a otra trabajadora doméstica de Illinois.
Esther Bolaños firma una tarjeta postal para el gobernador Bruce Rauner junto a otra trabajadora doméstica de Illinois.

Tarjeta postal para Rauner

Este miércoles 13 de julio en las afueras del edificio James R. Thompson Center, un grupo de trabajadores domésticos en su mayoría mujeres con carteles en mano, celebró la aprobación de la propuesta HB 1288 que actualmente está en el escritorio del gobernador y la cual consideran una victoria histórica en pro de sus derechos laborales.

María García, voluntaria con la organización laboral Arise Chicago, indicó que lo que se busca es presionar a Rauner para que firme la ley. “Estamos firmando cientos de tarjetas postales para mandárselas al gobernador Rauner para que él vea que somos muchas las personas que estamos en el mismo acuerdo de que es hora que firme ya han sido cinco años de lucha”, dijo.

De manera simbólica, una tarjeta postal grande en la que se leía que pedían el apoyo a la propuesta de ley por parte del gobernador fue firmada por las trabajadoras domésticas presentes en esa conferencia.

La iniciativa de ley ha sido copatrocinada por el senador Ira Silverstein (D-Chicago) en el Senado y por la representante estatal Lisa Hernández (D-Cicero) en la Cámara de Representantes.

Illinois podría convertirse en el séptimo estado que al igual que Massachusetts, California, Nueva York, Oregon, Connecticut y Hawaii tenga una ley que dé protecciones laborales a trabajadores domésticos.

Un portavoz de la oficina del gobernador Bruce Rauner se limitó a decir sobre la propuesta que “el proyecto de ley está en revisión”.

Lucía Wrooman habla sobre su caso de robo de salario e insta al gobernador Bruce Rauner a que firme la propuesta de ley.
Lucía Wrooman habla sobre su caso de robo de salario e insta al gobernador Bruce Rauner a que firme la propuesta de ley.

Solo falta una firma

Según la Unión Latina de Chicago, de ser firmada la propuesta por el gobernador Rauner, la ley entrará en efecto  en enero de 2017.