Exigen alza al mínimo y más derechos electorales en Illinois

Manifestantes en Chicago criticaron las políticas del gobernador Bruce Rauner y exigieron un aumento al salario mínimo a $15 la hora en el estado
Sigue a La Raza en Facebook

Echados en el piso para indicar que desfallecen decenas de manifestantes mostraron afuera del Thompson Center en el centro de Chicago su inconformidad contra políticas laborales y vetos del gobernador de Illinois Bruce Rauner a proyectos de ley, que según ellos podrían haber beneficiado a trabajadores de las minorías en ese estado.

Entre algunas de sus demandas exigen que se aumente el salario mínimo a $15 la hora y se impulsen los derechos de los votantes.

Durante la marcha y protesta realizada el pasado lunes, los manifestantes sostuvieron una pancarta blanca grande que rezaba: “Gov. Rauner: Stop Killing Us” y otros carteles hacían referencia a que se aumente el salario mínimo a $15 la hora en Illinois. También hubo globos negros con leyendas que decían “Queremos votar”, “Presupuesto justo”, “Salario mínimos a $15 la hora” y que fueron lanzados afuera y adentro del Thompson Center.

Chicago fue una de las 25 ciudades en el país donde se dieron manifestaciones como parte del Día Nacional de Acción Moral.

Decenas de personas se manifestaron afuera del Thompson Center en el centro de Chicago. Criticaron al gobernador Bruce Rauner y exigieron un aumento al salario mínimo a $15 la hora.
Decenas de personas se manifestaron afuera del Thompson Center en el centro de Chicago. Criticaron al gobernador Bruce Rauner y exigieron un aumento al salario mínimo a $15 la hora.

Para la mesera Delia Bautista, el voto latino cuenta por lo que apoya la inscripción de nuevos votantes. Bautista al igual que otros trabajadores dijo no estar de acuerdo con el veto del gobernador Rauner a un proyecto de ley que permitiría la inscripción automática de votantes en Illinois.

“Queremos que suba el salario mínimo a $15 la hora, que se respeten los derechos de los votantes y un presupuesto justo y equilibrado para las familias de Illinois”, indicó Deivid Rojas, organizador de la Campaña Lucha por los $15.

A la marcha asistieron trabajadores de restaurantes de comida rápida, empleados de guarderías y de asilos, activistas y organizadores comunitarios locales, por mencionar algunos.

Manifestantes, entre ellos personas de la tercera edad, a las afueras del Thompson Center en el centro de Chicago.
Manifestantes, entre ellos personas de la tercera edad, a las afueras del Thompson Center en el centro de Chicago.

Buscan aumento al salario mínimo en Illinois

Juan Cruz, activista de la organización Communities United, comentó que muchas de las familias que participan en la agencia son impactadas por el bajo sueldo que reciben trabajando en muchos de los restaurantes de comida rápida y que por ello apoya la lucha por un aumento a $15 la hora en los salarios mínimos en Illinois.

A diferencia de los suburbios en el que el salario mínimo es de $ 8.25 la hora, en Chicago al trabajador se le paga el salario mínimo de $10.50 la hora, que subirá a $13 la hora en 2019.

Algunos manifestantes opinaron que debido a las alzas en los impuestos a la propiedad y tras recortes en los programas de servicios sociales que benefician en su mayoría a las comunidades minoritarias “ya ni los $13 la hora para dentro de tres años serán suficientes para mantener nuestros hogares, por eso nuestra lucha es para que aumente ahora el salario mínimo a $ 15 dólares la hora y tener derecho a sindicalizarnos”, mencionaron un grupo de trabajadores de restaurantes de comida rápida que marcharon hasta el Thompson Center.

Nair Neri fue a la protesta porque señaló que le es imposible pagar la hipoteca de su casa además de los gastos básicos en su hogar ganando el salario mínimo de $ 8.25 la hora en un restaurante McDonald’s del suburbio de Melrose Park.

“El dinero que nosotros estamos haciendo ya sea trabajadores de comida rápida u otros negocios no es suficiente para poder sobrevivir en estos días con la economía que tenemos, no es posible sobrevivir ganando $8.25 la hora, ese es el motivo por el que estoy aquí en la marcha, los trabajadores queremos que se incrementen los sueldos”, agregó Neri.

La posición de Rauner

En tanto Catherine Kelly, portavoz del gobernador Rauner, indicó entre otras cosas al semanario La Raza que la gente de Illinois sabe que hay una supermayoría del Partido Demócrata en control de la legislatura estatal que dice “no a todo”. “Han dicho que no a un presupuesto equilibrado, no a los límites de mandato, no a mapas justos, no a aumentar el salario mínimo, no a las reformas generadoras de empleo y de bajos impuestos a la propiedad. Necesitamos más reformadores en la legislatura que quieran arreglar un sistema que no funciona para ayudar al crecimiento de la economía y no proteger al statu quo”.