Al fin una buena idea

A veces las mejores ideas surgen de la exasperación, de esa rabia que brota cuando alguien ve algo que está mal y decide tomar cartas en el asunto.

Me refiero al músico Che ‘Rhymefest’ Smith, cuya indignación ante una doble humillación que sufrió en carne propia –primero, ser asaltado y, segundo, ser completamente ignorado por la policía– lo llevó a hacer pública su exasperación en torno a la violencia imperante en las calles de Chicago y a poner en marcha una buena idea que, hasta donde sé, es la única buena idea que alguien ha tenido hasta el momento.

Si usted, lector, ha seguido el caso, sabe que Smith está integrando a un grupo de líderes de diversas extracciones (comunitarios, religiosos y directivos de grandes fundaciones) para poner en marcha una serie de Foros de Reconciliación cuyo ámbito abarque todo Chicago. Y todo quiere decir todo: anglosajones, latinos, afroamericanos, cristianos, musulmanes, hombres, mujeres, niños, escuelas, instituciones. Todos tenemos algo que ver y decir para que en nuestras calles cese la violencia.

El periódico Chicago Tribune reportó esto recientemente pero cometió el error de bulto de comparar estos foros con la Comisión de Justicia y Reconciliación en contra del apartheid en Sudáfrica. No es lo mismo, aunque se le parezca. Aquí el tema es conjuntar ideas e iniciativas en torno a un objetivo de más largo plazo que es hacer que la ciudad, y sus barrios, sean espacios y comunidades vivibles para residentes de todas las edades.

No es fácil. Habrá que superar las inercias que suelen tener los grupos interdisciplinarios, la resistencia pasivo-agresiva de las agencias municipales, el escepticismo de los medios, el protagonismo del alcalde Rahm Emanuel que se querrá colgar la medalla si algo sale bien y, por supuesto, la desconfianza de una ciudadanía asustada de andar por las calles en ciertos barrios, o indiferente ante lo que cree es “problema de otros”.

Por lo pronto, Smith no piensa perder el tiempo. Ya formó un primer grupo, y el grupo está por reunirse para empezar a programar estos Foros y dotarlos de vida propia; y ha tomado en sus manos el proyecto de reforzar a una pequeña organización comunitaria, Donda’s House (la casa en que nació y creció Kanye West, por cierto), para usarla como un primer foro donde jóvenes del barrio de Bronzeville pueden convivir con artistas que pueden fungir como sus tutores para enseñarles temas relacionados con música, artes dramáticas y otras disciplinas.

Esas son ideas. Concretas. Al alcalde Emanuel al parecer lo único que se le ocurre es salir a correr por las mañanas con los nuevos reclutas de la Policía para que le saquen la foto.

En esta nota

Chicago

Recibe gratis todas las noticias en tu correo

¡Muchas gracias! Ya estás suscrito a nuestro newsletter

Más sobre este tema
Contenido Patrocinado
Enlaces patrocinados por Outbrain