Una luchadora contra el cáncer de seno por partida doble

“Me ayuda el ayudar a otros”, dice la sobreviviente de cáncer de mama Esther Sciammarella, quien entre otras cosas destaca los recursos y avances que hay para hacerle frente a esa enfermedad
Una luchadora contra el cáncer de seno por partida doble
Esther Sciammarella es la directora ejecutiva de la Coalición para la Salud Hispana de Chicago.
Foto: Archivo La Raza

La mamografía digital arrojó como resultado “un falso negativo cuando en realidad era positivo: tenía cáncer en uno de los senos”, cuenta  Esther Sciammarella, sobreviviente de cáncer de mama.

Esther no supo que tenía cáncer sino hasta que le realizaron una biopsia durante una operación para extirparle la vesícula biliar. “‘Tengo un bulto’ le dije al médico, ‘porque cuando me operan no me sacan una biopsia y ven qué es’. Me hicieron la biopsia y vieron que era un carcinoma ductal infiltrante, un tipo de cáncer de mama. Al enterarme pedí que me hicieran una mastectomía radical en el seno derecho”, explicó Sciammarella en entrevista con La Raza.

Fue en 1980 cuando a Esther por primera vez le diagnosticaron cáncer de seno. Ella dijo que le dio una sensación de angustia y miedo. La amenaza de muerte no estaba ausente de sus pensamientos. “Cuando uno recibe la noticia siente una sensación de psicosis, de angustia, sobre todo porque tenía mis hijos chiquitos, uno siempre piensa en ese momento en la muerte, si me pasa algo no voy a ver crecer a mis hijos”, dijo.

Según expertos, tener antecedentes familiares de cáncer de mama aumenta el riesgo de una mujer de presentar esta enfermedad. A Esther le hicieron un estudio genético y dio como resultado que su cáncer de mama no era hereditario. “Este tipo de cáncer de mama tiene que ver con el proceso hormonal. Hoy también parte del avance es que se te hace un estudio genético, para saber si se lo vas a pasar a tus hijas”.

El Departamento de Salud del gobierno federal ha emprendido iniciativas para la salud de la mujer lo mismo que con las enfermedades del corazón, menciona Sciammarella, directora ejecutiva de la Coalición para la Salud Hispana de Chicago: “son muy importantes los avances que se están haciendo en cáncer, pero muchas veces no se tiene la claridad de lo que se debe hacer o a dónde ir”.

Sciammarella hace énfasis en que el Illinois Breast & Cervical Cancer Program (IBCCP) ofrece mamografías gratuitas, exámenes de los senos y pélvicos, pruebas de Papanicolau a mujeres de Illinois de bajos recursos que califiquen. Una mujer que ha sido diagnosticada con cáncer puede recibir tratamiento gratuito si es elegible.

El regreso del cáncer

Después de hacerse la mastectomía en una de las mamas y de haberle ganado la batalla al cáncer por más de tres décadas, la enfermedad regresó en el seno izquierdo. “Me hacía  la mamografía todos los años y esa vez dio positivo, tenía cáncer en el seno. Eso fue en 2013, justo cuando me estaba preparando para la feria de salud ¡Vive tu vida! Get Up! Get Moving! que organizo cada año”, dijo Sciammarella a La Raza.

“Me hicieron la mastectomía y como medicamento me recetaron anastrozole, el cual juega un rol como de quimioterapia. Este tipo de cáncer de mama es igual al primero que tuve hace años en el otro seno, tiene que ver aparentemente con las hormonas…. En ambos casos, el cáncer no han sido invasivo, se diagnosticaron en sus inicios y ahora veo al oncólogo cada tres meses”, detalló Esther, quien además indicó no haber recibido tratamiento de radiación y que está en proceso de remisión desde hace tres años

Sciammarella, originaria de Buenos Aires, Argentina, dice que siempre ha mantenido una actitud positiva en la vida ante cualquier tipo de circunstancia y que siempre le ha gustado ayudar a los demás. “Me ayuda el ayudar a otros”, comenta.

La sudamericana residente de Chicago explica que hay mujeres que reciben tratamiento de quimioterapia y no de radiación. “Hay muchos tipos de cáncer, no hay uno solo cáncer de mama, hay cáncer de mama con muchas variaciones y hay diferentes tratamientos”. También dijo que las mujeres se pueden poner prótesis. “En mi caso, preferí no hacerme la reconstrucción por decisión personal”, añadió.

Frente a la lucha contra el cáncer algunas mujeres buscan el apoyo  familiar, otras se apoyan en la iglesia o en grupos de apoyo. Esto último, señala  Esther, no era parte de su cultura por lo que “en mi caso tuve el soporte familiar”. Pero también recalca que “es decisión personal lo que elijan las personas”.

“Prevención es curar”

Para Sciammarella el chequeo anual permite saber la condición de salud en la que está nuestro cuerpo y si algo anda mal hay que tomar acción para combatirlo a tiempo. “Prevención es curar”, dice.

Según Esther, una de las maneras de educar a las personas es a través de las navegadoras. “Tenemos que insistir que las navegadoras tienen que ser parte del sistema de salud para ayudar a que la gente sepa a dónde ir, cuáles son los lugares que ofrecen grupos de apoyo, cuáles son las opciones de tratamiento, es decir que en la comunidad puedan dar información”.

La Coalición que dirige Sciammarella busca promover un comportamiento saludable y prevenir enfermedades y las disparidades de salud crónicas en las comunidades hispanas de Chicago.

La educación debe hacerse temprano en las adolescentes sobre el cáncer de seno, menciona Sciammarella, “para que no sorprenda a una mujer a cierta edad, es decir que sepa lo que tiene que hacer. Aparte de la revisión anual debe aut chequearse el busto porque vemos que si bien la edad para realizarse una mamografía es más allá de los 40, se ven casos de cáncer de mama cuando uno es mucho más joven de los 40”.

Este es mi lema, dice Esther: “‘Tu  cuerpo es tu capital’. Si no lo cuidas tienes problemas’, no vas a poder trabajar por mucho tiempo, ni ayudar a tu familia. Nosotros cuidamos la casa, el carro, pero no nos cuidamos nosotros. Ir al médico es pensar que uno va al estar enfermo, cuando en realidad es para mantenernos saludables y prevenir enfermedades”.

Buscan llevar foros a la comunidad

Chicago Cancer Health Equity Collaborative (ChicagoCHEC) está dirigido por la Universidad Northwestern, la Universidad Northeastern Illinois y la Universidad de Illinois en Chicago. Su misión es promover la equidad en salud con respecto al cáncer.  Según Esther Sciammarella, es una iniciativa para educar y crear investigaciones sobre cáncer en minorías que empezó a desarrollarse este año. “La idea es llevar foros a la comunidad para educarla y brindarle información con respecto a los lugares adónde ir y cómo buscar información y participar en los grupos de apoyo”.

Pruebas certificadas

Purple Binder es un software que conecta a las personas con los recursos que necesita para mantenerse saludables en las comunidades. Allí se pueden consultar lugares que tienen certificación para realizar una mamografía y encontrar un buen centro oncológico. Para más información: http://www.purplebinder.com.

Contacto con la Coalición

Comuníquese con la Coalición para la Salud Hispana de Chicago escribiendo a chhc@chicagohispanichealthcoalition.org o al teléfono (312) 842-2340.