En el limbo ampliación de pago de horas extra

El departamento de Trabajo recurre a la medida cautelar que paraliza la entrada en vigor de la ampliación de este derecho laboral

Guía de Regalos

En el limbo ampliación de pago de horas extra

El 1 de diciembre iba a ser un día muy positivo para trabajadores de medios y bajos ingresos. El Gobierno de Barack Obama había dispuesto que quien trabajara más de 40 horas a la semana y ganara menos de $47,476 al año  tenía derecho a cobrar horas extraordinarias (hora y media de salario por hora trabajada) y esa medida entraba en vigor el primer día de este mes.

El límite salarial para cobrar estas horas de trabajo extra es de casi la mitad de esta cantidad ($23,600) desde hace 12 años.

Pero no. El jueves más que en vigor, la ampliación de las horas extras y con ello la mejora del salario para unos cuatro millones de personas, entró en el limbo. Y en esa incertidumbre se va a mantener durante semanas.

El 22 de noviembre un juez de Texas decidió dar la razón temporalmente a 21 estados y una amplia coalición empresarial que se han opuesto a esta decisión. El juez suspendió temporalmente la aplicación y ayer el departamento de Trabajo interpuso un recurso para acabar con esta medida cautelar. Los tribunales tomarán su tiempo para decidir y no es fácil que se llegue a una solución permanente porque el presidente electo, Donald Trump, quiere acabar con esta legislación que la actual Casa Blanca considera que es importante para reactivar los ingresos casi adormecidos de unos empleados que han visto subir muy lentamente sus salarios tras experimentar caídas tras la recesión.

Pero al llegar la decisión del juez tejano apenas dos semanas antes de su entrada en vigor, muchas empresas ya habían tomado decisiones con respecto a ésta. Algunos empleados han pasado de ser asalariados a trabajar por horas para evitar el sobrecargo y otros han recibido un aumento por encima de límite de los $47,476 para evitar esta legislación. Lamentablemente, las consecuencias indeseadas de este cambio es que otros empleados iban a trabajar menos horas.

Walmart, que ha subido los salarios algo más de $3,000 a ciertos mánagers que cobraban $45,000 para evitar tener que pagar las horas extra va a mantener estos cambios adoptados antes de la decisión del juez tejano.

Es lo esperado por los especialistas en recursos humanos. La Sociedad para la Gestión de Recursos Humanos, publicaba que para empresas grandes era más fácil mantener los cambios hechos ahora que se está en incertidumbre porque son muchos cambios los que han tenido que adoptar y puede además ser perjudicial para la moral de los empleados si las condiciones favorables no se mantienen.

Las pequeñas empresas, una vez que cumplan las legislaciones estatales, si las hay, sobre cambios en la contratación, tienen más fácil dar marcha atrás porque es más fácil tener una conversación sobre el tema.