Activistas dan último empujón a campaña para liberar a Oscar López Rivera

Los 40 firmantes de la carta son ahora activistas, consultores o estrategas políticos, pero trabajaron o prestaron servicio voluntario para Obama
Activistas dan último empujón a campaña para liberar a Oscar López Rivera

WASHINGTON.- Activistas de la diáspora puertorriqueña enviaron este martes una carta al presidente Barack Obama en la que pidieron la puesta en libertad del preso político boricua, Oscar López Rivera, como último intento antes del inicio de la Administración Trump.

Los 40 firmantes de la carta son ahora activistas, consultores o estrategas políticos, pero trabajaron o prestaron servicio voluntario para Obama, quien dejará el poder el próximo viernes para dar el relevo al presidente electo, Donald Trump.

“Si hay algo que aprendimos durante su campaña es que cuando nos unimos podemos cambiar el mundo. Creemos que Oscar ya ha cumplido (suficiente tiempo) en prisión y merece estar en casa con su familia, para vivir en paz el resto de sus años”, señalaron en la misiva.

López Rivera, quien cumplió 74 años el pasado 6 de enero, ha estado en prisión durante 35 años y medio, doce de ellos en confinamiento en solitario. Fue condenado el 29 de mayo de 1981 por cargos de conspiración sediciosa, relacionados  a sus vínculos con las Fuerzas Armadas de Liberación Nacional (FALN), y portación de una pistola.

Si Obama no le ofrece un indulto -posibilidad cada vez más lejana, López Rivera tendría que esperar hasta 2023 para su libertad condicional.

Con la carta, los activistas se sumaron así a numerosos líderes cívicos e internacionales que apoyan la causa de López Rivera, incluyendo los Premios Nobel de la Paz Adolfo Pérez Esquivel, Mairead Maguirre y el arzobispo sudafricano, Desmond Tutu, así como el expresidente Jimmy Carter, el senador independiente y excandidato presidencial, Bernie Sanders, y la Comisionada de Puerto en el Congreso, Jenniffer González.

Otros líderes que han exigido la puesta en libertad de López Rivera son el gobernador de Puerto Rico, Ricardo Rosselló, su antecesor, Alejandro García Padilla, y los excandidatos a gobernador de la isla en 2016.

Pese a las divisiones internas en Puerto Rico, principalmente sobre cómo responder a la crisis fiscal, la liberación de López Rivera ha sido un punto de convergencia y unidad nacional, por entender que el continuo encarcelamiento de éste es injusto y desproporcionado, según la carta.

Entre los firmantes de la misiva figuran Flavio Cumpianoo, Federico A. De Jesús, y Melisa Díaz.