El Clásico Mundial arranca este lunes en busca de nuevas historias que le ayuden a crecer en popularidad

Seúl, Tokio, Miami y Guadalajara son las sedes donde la pelota y los peloteros serán protagonistas
El Clásico Mundial arranca este lunes en busca de nuevas historias que le ayuden a crecer en popularidad

Cuando el Clásico Mundial de Béisbol se jugó por primera vez, en 2006, la sensación alrededor del torneo era más que nada de curiosidad por ver cómo se viviría una versión de Copa del Mundo en la pelota profesional.

Aquella primera edición fue interesante porque hizo sentir el nacionalismo dentro de cada selección, algo que para muchos de los jugadores de Ligas Mayores que tomaron parte del experimento impulsado por MLB era algo nuevo.

Cuando está por comenzar la cuarta edición del Clásico Mundial, se puede decir que el evento ha ido creciendo poco a poco; se ha convertido en un nombre propio dentro del mundo del béisbol y ha ayudado a promocionar el deporte a nivel internacional.

A pesar de la limitación intrínseca que aún supone para cada país convencer a sus mejores peloteros de ponerse la casaca nacional, sin importar que la nueva temporada de Ligas Mayores esté a unos pasos de distancia, y entendiendo que el béisbol es un deporte muy distinto a otros como el fútbol donde la Copa del Mundo se convierte en el objeto directo de todos los países cada cuatro años, se ha logrado mantener un aceptable nivel de calidad entre las selecciones nacionales.

Es justo afirmar que el Clásico Mundial genera más interés en el público beisbolero de todos los países participantes que en Estados Unidos. Pero eso no es una sorpresa. Al aspecto logístico del torneo debe sumarse la situación física y contractual de los jugadores y el grado de orgullo nacional que cada uno pueda tener.

Lo anterior ha contribuido a que el “Team USA” aún no haya ganado el Clásico Mundial y ni siquiera haya llegado al podio. Japón, liderado por Ichiro Suzuki y con algunos lanzadores que luego llegaron a Grandes Ligas como Yu Darvish y Masahiro Tanaka, ganaron las primeras dos ediciones. Y luego vino República Dominicana, con un equipo lleno de estrellas que para ese país no es muy difícil conformar, para llevarse el título de 2013 en una final caribeña contra Puerto Rico.

Cuba ha tenido sus momentos, incluso peleando el título en 2006, y nunca se le puede descartar. Venezuela, el país que más presencia ganó en la “Gran Carpa” en los pasados 10 años, debe ser considerado como contendiente a la corona, y luego están las buenas selecciones de México, Canadá y Colombia, capaces de pegarle a cualquiera en un buen día.

Empieza un nuevo Clásico Mundial con la expectativa de buenos partidos, emociones y nuevas historias de drama que están por escribirse.

Análisis de los grupos y las selecciones

Grupo A

Para la selección coreana será la hora de la verdad, cuatro años después de haber sido eliminada en la fase de grupos por equipos en el papel inferiores. Pero no todas las miradas estarán puestas en la selección local compuesta totalmente por jugadores de su liga. Holanda ha logrado sumar algunas piezas de Grandes Ligas como Xander Bogaerts, estrella de los Medias Rojas, y Didi Gregorius, de los Yankees. Cabe recordar que en 2013, los holandeses con talento antillano, se colaron hasta las semifinales del torneo.

Grupo B

Algún día los mejores peloteros de Cuba podrán volver a ponerse el uniforme rojo y entonces será un peso completo en el Clásico. Pero por ahora van con una lista de jugadores jóvenes entre los que se encuentra Yoelkis Céspedes, el hermano menor de Yoenis, quien tratará de ayudar al tremendo Alfredo Despaigne. Japón se apunta como otro favorito del grupo por su calidad de equipo a pesar de no poder contar con sus estrellas de Grandes Ligas como Masahiro Tanaka y también por estar en casa.

Grupo C

Aún no ha podido Giancarlo Stanton convertirse en el ídolo que los Marlins de Miami esperaban cuando firmaron al fortachón por 13 años y $325 millones, un récord. Pero ahora Giancarlo puede ser el hombre a seguir del “Team USA” justamente en Miami, junto a los exganadores del MVP de la Liga Nacional, Buster Posey (Gigantes) y Andrew McCutchen (Piratas). Pero EEUU peligra ante el campeón República Dominicana, cargado de dinamita en su lineup con Robinson Canó, Manny Machado y Nelson Cruz.

Grupo D

Por tener a un as como Félix Hernández, al rey de hits de MLB José Altuve y al legendario Miguel Cabrera, Venezuela promete pelear por el liderato del grupo. Pero Puerto Rico, con su fenomenal tercia de Carlos Correa, Francisco Lindor y Javier Báez, y el liderazgo de Carlos Beltrán, es un candidato legítimo, y la verdad que México debe ser un rival complicado, especialmente jugando ante su público en Guadalajara. Desafortunadamente para el Tricolor, su líder Adrián González llega disminuido por una lesión del codo.