Avanza en el Congreso el reemplazo de “Obamacare” pese a protestas y escepticismo

Dos comités del Congreso aprobaron la nueva ley de cobertura de salud propuesta por Trump y el Partido Republicano en reemplazo de Obamacare
Avanza en el Congreso el reemplazo de “Obamacare” pese a protestas y escepticismo

WASHINGTON.- Siguiendo la pauta de la Casa Blanca de que “Obamacare” es un “desastre”, sendos comités del Congreso aprobaron este jueves una medida de reemplazo republicana, pese a que ésta carece de apoyo entre algunos republicanos moderados, la oposición demócrata, y un creciente número de organizaciones médicas en el país.

El presidente Donald Trump, que desde ayer se ha dado a la tarea de “vender” la versión republicana, se apuntó hoy una pequeña victoria después de que los comités de Medios y Arbitrios y de Energía y Comercio, ambos en la Cámara de Representantes, dieron su aprobación preliminar a la medida republicana, denominada “American Health Care Act”.

Las quejas de los demócratas y grupos afines de que la medida, recién divulgada el lunes pasado, no contó con suficiente tiempo para debate y presentación de enmiendas ni con un análisis de su costo por parte de la Oficina de Presupuesto del Congreso (CBO), cayeron en oídos sordos.

El Comité de Medios y Arbitrios aprobó la medida con 23 votos a favor y 16 en contra, con menos de un día de debate, mientras que el Comité de Energía y Comercio la aprobó 31-23, tras apenas 17 horas de discusiones.

La medida tiene que ser sometida a voto en el pleno de la Cámara Baja y armonizada con la que eventualmente salga del Senado, que aún no ha presentado su propia versión.

Más noticias relacionadas con el reemplazo de Obamacare

El presidente del Comité de Energía, el republicano Greg Walden, argumentó que el Congreso ha iniciado los pasos para hacer cumplir la promesa que hizo su partido en 2010 de reemplazar “Obamacare” con una reforma que verdaderamente beneficie a los pacientes.

Como ya es costumbre, Trump recurrió a superlativos en Twitter para afirmar que, pese a los titulares negativos que ha provocado la medida republicana, ésta va por buen camino y terminará siendo una “bella foto!”

No todos celebran

Pero no todos se fían de sus palabras y la medida afronta resistencia tanto de republicanos moderados, como el senador Tom Cotton, que pidió quitar el pie del acelerador, como de ultraconservadores, como Ted Cruz, que la consideran insuficiente.

Mientras, el líder de la mayoría republicana en el Senado, Mitch McConnell, y el presidente del Comité de Finanzas, Orrin Hatch, urgieron esperar al análisis que publicará la CBO el lunes próximo, para así evaluar el impacto de la medida en el déficit, antes de proseguir.

La respuesta de la oposición demócrata ha sido aún más contundente, al señalar que la nueva medida abandona a quienes más necesitan ayuda, y es equivalente a “pagar más por menos” cobertura.

Acompañada de otros legisladores hispanos, la presidenta del Caucus Hispano del Congreso (CHC), Michelle Luján Grisham, advirtió de que la medida republicana causará una “erosión” de las protecciones y beneficios de salud para unos 20 millones de personas cubiertas bajo “Obacamare”.

Se calcula que poco más de seis millones de hispanos obtuvieron un seguro médico por primera vez bajo “Obamacare”, muchos de ellos con la ayuda de subsidios federales o mediante la expansión de “Medicaid”, que bajo la nueva medida quedarían eliminados.

Por su parte, la líder de la minoría demócrata en la Cámara Baja, Nancy Pelosi, ha señalado que en 2010 la ley de “Obamacare” fue sometida a un extenso período de consultas, audiencias,  enmiendas y debate.

“Estos son los hechos: tuvimos numerosas audiencias, horas de revisión pública, decenas de enmiendas republicanas… (los republicanos) siempre le temen a los hechos”, se quejó Pelosi en rueda de prensa.

Mientras, su homólogo en el Senado, Chuck Schumer, advirtió de que la medida republicana es una dádiva para las aseguradoras, grupos de intereses especiales, y los ricos, pero perjudicará a los trabajadores estadounidenses.

Oposición de los médicos

A las críticas por la rapidez con que se aprobó la medida de forma preliminar se suma también el escepticismo y la oposición de influyentes organización médicas en todo EEUU, que advirtieron de que ésta empeorará la situación de poblaciones “vulnerables”,  principalmente porque costará más y cubrirá menos.

Grupos como la Asociación Médica Estadounidense (AMA, en inglés), la Asociación de Hospitales Estadounidenses, la Academia de Pediatras Estadounidense, la Academia de Médicos Familiares, y la Asociación Psicológica Estadounidense (APA, en inglés), han emitido sendos comunicados en contra de la medida.

El presidente de APA, Antonio Puente, por ejemplo, dijo que la nueva medida reducirá la cobertura de servicios de salud mental y contra la drogadicción para millones de estadounidenses pobres inscritos en “Medicaid”, mientras que millones más perderán su cobertura médica por completo.

“Aunque apoyamos esfuerzos por fortalecer y estabilizar el sistema de cuidado de salud de nuestra nación y la extensión de cobertura médica y protecciones, nos oponemos a la legislación tal como fue presentada, por el impacto negativo que tendrá” en la población, explicó Puente.

Trump ha hecho lo propio para “vender” el reemplazo de “Obamacare” –una de sus promesas electorales, y se ha reunido con grupos conservadores en busca de apoyo.

Sin embargo, por el momento no está claro que la Casa Blanca logre convencer a los que pueden torpedear la votación final de la medida en el Congreso, prevista para antes del próximo 7 de abril .