Todo Puerto Rico se une al #TeamRubio

Los aficionados de la isla han prácticamente agotado el tinte de este color, debido a la gran euforia que ha causado la buena actuación de la selección en el Clásico Mundial de Béisbol

En Puerto Rico se juega béisbol con un ritmo y de una manera especial.

Batean, lanzan, corren las bases y defienden de una forma que refleja la pasión por el juego de la pelota que llevan en la sangre y que ha sido determinante en su espectacular camino hasta la final del Clásico Mundial de Béisbol.

Ha sido tal la euforia que ha desatado la selección boricua en la pequeña isla del Caribe que los aficionados han salido en masa a teñirse el pelo o la barba de rubio como lo hicieron sus ídolos del diamante.

Puerto Rico se une al #TeamRubio
La moda se expandió desde que el equipo comenzó a ganar sus partidos. (Foto: EFE)

Todos quieren estar listos para presenciar la final soñada del torneo contra Estados Unidos este miércoles en Los Ángeles.

“Hemos sido capaces de unir a nuestro país con nuestro pelo rubio”, resaltó el tercera base de la selección puertorriqueña Carlos Correa.

Puerto Rico se une al #TeamRubio
Puerto Rico llegó a la final tras ganar sus siete partidos. (Foto: EFE)

“Eso es lo que queremos como jugadores, unir a nuestro país, a nuestra gente y darles lo mejor”.

Hasta ahora lo han hecho.

Invictos

La novena boricua llegó al torneo convencida que no hay ningún otro país capaz de jugar como ellos, que es posible que en otros equipos hay más estrellas y beisbolistas consagrados en las Grandes Ligas, pero que ellos son capaces de ganarle a cualquier en cualquier momento.

“El béisbol se trata de nueve jugadores de posición, un lanzador y tener mucha entrega y corazón”, le dijo el dirigente Jesús Feliciano a “La Opinión” antes de comenzara el torneo.

“El mejor que ejecute en el terreno esa noche será el vencedor. Voy a los míos siempre”, aseguró.

Puerto Rico se une al #TeamRubio
Nadie quiere romper la unidad, o la cábala, antes de la final contra Estados Unidos. (Foto: EFE)

Puerto Rico arrasó en su zona de clasificación en la primera ronda, superó sin problemas los cuartos de final y logró encontrar las carrera ganadora en las semifinales contra Holanda.

En resumen, ganó sus siete partidos, anotó 55 carreras y solo ha recibido 18.

Pequeño gigante

La racha coincidió con la aparición de las primeras mechas entre los jugadores, pero la moda contagió a la fanaticada.

“Desde que comenzaron a ganar esto no ha parado”, contó Myrna Ríos, gerente de un salón de belleza en la capital de Puerto Rico, San Juan.

Se nos acabaron los productos en la mayoría de nuestras tiendas”, le dijo a la agencia Associated Press.

Los aficionados han acabado con el inventario de todas las tonalidades de tinte rubio, usan pelucas o los que son calvos, tiñen sus barbas.

Ninguno quiere romper la unidad y la cábala del pelo rubio para el crucial partido contra Estados Unidos, que llegó a su primera final de un clásico tras vencer a Japón 2-1.

Ellos saben que en el campo, no importan las diferencias políticas, ideológicas, económicas o de habitantes (3,5 millones contra más de 325 millones), allí saben que jugando béisbol pueden vencer a cualquiera, incluido al país en donde nació el deporte.