Descanso a las estrellas, el debate que reina en la NBA

La liga estudia modificar el formato de competencia, aunque no parece muy dispuesta a reducir el n{umero de juegos y el calendario
Sigue a La Raza en Facebook
Descanso a las estrellas, el debate que reina en la NBA

La corriente que ha surgido dentro de la NBA de darle mayor descanso a los jugadores, especialmente a las estrellas, va en aumento y aunque el comisionado Adam Silver reiteró que no habrá reducción del calendario de competición, sí reconoció que hay un problema que resolver.

De ahí que admitiese también que la NBA trabaja en la búsqueda de alternativas para evitar que los equipos sigan dándole descanso a los jugadores -especialmente a las estrellas-, que no están lesionados.

Sin embargo, la que piden como más racional y sensata la mayoría de los jugadores y entrenadores, reducir el calendario de competición, actualmente de 82 partidos, fue descartada por Silver, que calificó el asunto como el de mayor importancia que afronta en este momento la liga.

“Lo digo porque ahora mismo no existe un apoyo fuerte en la relación que se quiere hacer de que quitar partidos del calendario de competición reduciría el número de lesiones”, valoró Silver. “Es una cuestión de espaciar los partidos, no de reducir el calendario”.

Sin embargo, la junta de directores de la NBA, reunida en Nueva York, no pudo alcanzar un acuerdo sobre el asunto y será necesario mayor trabajo.

“La ciencia ha llegado al punto en que puede establecer una correlación directa, de la que estamos al tanto, entre la fatiga y las lesiones”, indicó Silver. “Y por difícil que sea para nuestros seguidores, no ver a alguno de sus jugadores favoritos en un partido, eso es mucho mejor a que se lesionen y queden fuera por lagos periodos. Así que siempre buscamos el equilibrio adecuado”.

Lo que la liga sí admite ya de manera abierta es que el asunto del descanso se ha convertido de máxima prioridad a la hora de darle una solución y que los jugadores lo necesitan.
Pero a la vez, también hay que tener en cuenta a los aficionados, socios y la televisión, que pagan miles de millones de dólares por los derechos de transmisión y las mismas quieren que estén las estrellas en todos los partidos.
El asunto también ha enfrentado a los mismos profesionales y exjugadores como Karl Malone y Dennis Rodman, estrellas retiradas, quienes han criticado a los profesionales contemporáneos, por tomarse noches libres que ellos no habrían hecho.

Sin embargo, el expívot Charles Oakley le respondió a Rodman en Twitter para defender que LeBron James reciba descanso, porque su labor en el campo, en cada partido, es cuatro veces mayor que la que pueda realizar otro compañero.

James está cerca de cumplir 50.000 minutos en su carrera dentro de la NBA. Es probable que alcance ese hito durante los próximos playoffs.

Por lo pronto, la liga ha establecido directrices, pero sin imponer nuevas reglas, y además los jugadores ya han advertido, que lo que está claro es que hay que darle solución al asunto.

Lo que se recomienda es que los equipos eviten dar descanso a jugadores que no están lesionados al tocarle partidos que serán transmitidos a nivel nacional. Y cuando sea necesario, dar descanso a los jugadores, hacerlo en partidos como local.

Silver envió un memorándum a los dueños el mes pasado, instándoles a ser más cuidadosos al decidir asignar descanso, luego que los Warriors de Golden State y Cavaliers de Cleveland, actuales campeones de liga, prescindieron de varias de sus estrellas para partidos en horario estelar que estaban programados para el sábado.

Tanto los entrenadores Steve Kerr, de los Warriors, y Tyronn Lue, de los Cavaliers, y las estrellas de ambos equipos, Stephen Curry, y LeBron James, respectivamente, advirtieron que entendían la postura de la NBA, pero el descanso a los jugadores era algo necesario y tendrían que asumir tanto dueños como directivos de la NBA.

De ahí, que el comisionado Silver no parece dispuesto a castigar a los equipos por sus acciones, pero si cree necesario que se alcance un punto intermedio entre la persuasión dialogada y el establecimiento de nuevos requisitos.

Silver confía que un nuevo formato del calendario pueda ayudar. La liga iniciará la temporada 2017-18 una semana más temprano a la habitual última semana de octubre, lo que permitiría eliminar un par de tandas de partidos consecutivos y quizás eliminar períodos de cuatro partidos en cinco noches.

Los Spurs de San Antonio, pioneros en la reivindicación de mayor descanso para los jugadores y el equipo que más se adhiere a la idea del establecerlo desde hace 10 temporadas, reitera que trabajará siempre en benefició de lo que sea mejor para el equipo.

El veterano entrenador Gregg Popovich respondió con hechos de mantener su filosofía por encima de lo que pueda decir la NBA al darle hoy descanso a los mejores jugadores como son el alero Kawhi Leonard, el ala-pívot LaMarcus Aldridge y el pívot español Pau Gasol, que se quedaron sin competir en el partido ante los Mavericks de Dallas, el primero que disputarán en días seguidos.

Encontrar el momento oportuno para dar descanso a los jugadores es una de las misiones más difíciles con las que han debido lidiar por años los entrenadores de la NBA.

La decisión de marginar a alguien de un partido es ahora más relevante, pues los equipos aplican la tecnología, incluidos datos personalizados, para que el personal médico y los entrenadores determinen el momento en que es imprescindible que alguien se tome un descanso.

Solo siete jugadores aparecieron en los 82 partidos de campaña regular disputados por sus equipos en 2015-16. Esto se vuelve cada vez más raro.

En 2005-2006, hubo 14 jugadores que tuvieron actividad en 82 duelos. En 1996-96, la marca fue de 25, lo que significa que la nueva realidad de darle mayor descanso a los jugadores ha llegado para quedarse y cuanto antes la NBA encuentre una solución válida al mismo más tranquilidad también como organización de cara al futuro.