Video: El día en que Messi encandiló al Camp Nou y el técnico de Juventus lo quiso comprar en pleno partido

"Nunca había visto a un jugador con tanta calidad a esta edad y con esa personalidad con una camiseta tan importante", dijo Fabio Capello, entonces entrenador de la Vecchia Signora
Video: El día en que Messi encandiló al Camp Nou y el técnico de Juventus lo quiso comprar en pleno partido

Fue el 24 de agosto de 2005. En el Camp Nou hubo una constelación para aquel encuentro entre Barcelona y Juventus , un duelo más propio de la Champions League, como ocurrirá este martes en Turín, que de otra cosa. Terminó 2-2 el partido por la Copa Joan Gamper y en los penales se impuso el equipo italiano. Pero eso fue lo de menos. La luz mayor la aportó Lionel Messi . Una luz que encandiló a todos, incluido Fabio Capello, entonces entrenador de la Vecchia Signora.

“Nunca había visto a un jugador con tanta calidad a esta edad y con esa personalidad con una camiseta tan importante. Messi es un gran campeón, puede hacer lo que quiera con el balón en los pies“, decía Capello en esa oportunidad. Y tiempo después agregaría: “A los 25 minutos del partido me acerqué a Frank Rijkaard (DT del Barça) y le pedí la cesión de Messi para la Juve. Sabía de algunos problemas burocráticos y pensaba que no podía empezar la temporada en Barcelona. Entonces se me ocurrió llevármelo a Turín, pero Frank me respondió que en tres o cuatro meses estaría todo arreglado, que Leo podría jugar con el Barça“.

Ronaldinho, Deco, Eto’o, Del Piero, Ibrahimovic, Vieira. Las grandes figuras tapizaron el Camp Nou, pero el más ovacionado de todos fue un chico de 18 años, que sobre el final del encuentro escuchó cómo todo el estadio coreaba su nombre y lo aplaudía al ser reemplazado.

Capello conocía a Messi por sus actuaciones en la selección juvenil de Argentina. “Lo recordé cuando vi su nombre en la alineación -contó-. Y apenas empezó, me dejó alucinado. Que un futbolista de su edad jugara de aquella manera, ante 90.000 espectadores, sin dejarse intimidar por Balzaretti, el lateral que lo marcaba y a quien parecía que conocía perfectamente por todo lo que le hacía. Tenía personalidad, calidad, dribbling, fantasía. Agarraba el balón y se iba directo al arco con un descaro inusual”.

Pasaron casi 12 años. Ahora, por la Champions y en Turín, el talento de Messi tiene una nueva cita con Juventus.