Jumana Nagarwala, la doctora que mutilaba genitalmente a niñas en Estados Unidos

Según los fiscales, Jumana Nagarwala mutiló genitalmente a niñas de entre seis y ocho años de edad durante un período de 12 años.
Jumana Nagarwala, la doctora que mutilaba genitalmente a niñas en Estados Unidos

Una doctora de Detroit está siendo acusada de la mutilación genital femenina de varias niñas pequeñas, en el que se cree es el primer proceso judicial de este tipo en Estados Unidos.

Según la fiscalía que lleva el caso, Jumana Nagarwala había estado realizando las operaciones en niñas de entre seis y ocho años de edad por un período de 12 años.

Las autoridades empezaron a investigar a Nagarwala después de que alguien las puso sobre alerta.

De ser encontrada culpable, la doctora, quien afirma ser inocente, podría ser condenada a cadena perpetua.

La Organización Mundial de la Salud define a la mutilación genital femenina (MGF) como “todos los procedimientos que, de forma intencional y por motivos no médicos, alteran o lesionan los órganos genitales femeninos”.

La práctica, particularmente común en 30 países de África, Oriente Medio y Asia por motivos religiosos, fue declarad ilegal en Estados Unidos en 1996 .

“Forma brutal de violencia”

Medios locales reportaron que en una entrevista voluntaria con investigadores, celebrada a inicios de la semana, la Dra. Nagarwala negó haber practicado algún procedimiento calificable como mutilación genital femenina.

Pero los fiscales la acusan de haber ejecutado ” horripilantes actos de brutalidad en las víctimas más vulnerables”.

Según la fiscalía, algunas de sus pacientes llegaron a su clínica desde fuera del estado de Michigan y recibieron instrucciones de no hablar sobre los procedimientos.

“La mutilación genital femenina constituye una forma especialmente brutal de violencia contra mujeres y niñas. También es un crimen federal muy grave en EE.UU.”, dijo el fiscal Daniel Lemisch.

“Esta práctica no tiene lugar en la sociedad moderna y quienes practiquen MGF en menores van a tener que responder bajo la ley federal”, agregó.

El primer caso conocido de MGF en EE.UU. se produjo en 2006, cuando un inmigrante etíope fue condenado a 10 años de cárcel por agresión agravada y crueldad contra los niños por haber mutilado a su hija con un par de tijeras cinco años atrás.

Pero Shelby Quast, directora de la ONG Equality en Estados Unidos, le dijo a la agencia AFP que Nagarwala “es sin duda el primer médico” jamás acusado por la práctica en el país.

En 2012 las autoridades estadounidenses dijeron que más de 500.000 niñas y mujeres del país habían sido víctimas de MGF o estaban en riesgo de serlo.

Según Naciones Unidas, aproximadamente 200 millones de niñas y mujeres de todo el mundo han sido víctimas de mutilación genital femenina , la mitad de ellas de Egipto, Etiopía e Indonesia.