México prefiriría vender atún a EEUU en lugar de vengarse

El gobierno mexicano puede imponer impuestos por hasta por $163 millones anuales tras fallo de la OMC
Sigue a La Raza en Facebook
México prefiriría vender atún a EEUU en lugar de vengarse
Atún

MÉXICO –La resolución de la Organización Mundial de Comercio (OMC) que dio a México la posibilidad de tomar represalias en contra de productos de Estados Unidos a los que impondría impuestos por hasta por 163 millones de dólares anuales no es  el camino que quiere tomar el gobierno mexicano sino  colocar nuevamente el atún nacional en el mercado estadounidense.

“Lo que queremos es un trato justo para el producto”, dijo en entrevista televisiva Juan Carlos Baker, subsecretario de comercio tras conocerse el martes el fallo del organismo frente al que México mantuvo una demanda por embargo al producto desde los años 80.

“Vamos a utilizar de manera muy cuidadosa estas instancias porque lo que México quiere es que Estados Unidos le dé acceso al atún mexicano”.

Apenas se supo la resolución del OMC, la secretaría de Economía mexicana emitió un comunicado de prensa en el que dejó claro que podría entregar una lista a la OMC sobre los productos estadounidenses que podrían ser sancionados y, si esta la aprueba y Estados Unidos insiste en su política de bloqueo, sería publicada en el Diario Oficial de la Federación para su aplicación.

Entonces México tiene dos opciones: esperar que Estados Unidos quite las medidas que  discriminan al atún nacional bajo el argumento de que no protege a los delfines, aunque México dice que ya cumplió con todas las normas o imponer los aranceles y privarse de un importante mercado.

EEUU actualmente es el país con el mayor consumo per cápita de atún, con alrededor de 1.2 kilos mientras que con la pesca anual de atún en México, se podrían producir alrededor de 1,800 millones de latas de este producto.

De acuerdo con el Atlas Agroalimentario 2015 de la Secretaría de Agricultura (Sagarpa), en el 2013 México ocupaba el decimotercer lugar mundial en la producción de atún, con 130 mil toneladas; es decir, el 2.4% de la producción internacional con un producto de alta calidad que no tiene EEUU.

El conflicto por el atún comenzó justamente por un asunto de calidad. “México fue uno de los principales promotores latinoamericanos de  la creación de la zona económica exclusiva que impidió a embarcaciones estadounidenses pescar en aguas mexicanas donde el atún alcanza su mayor madure en su recorrido migratorio por lo que es más grande y de mejor calidad“, explicó Juan Alberto González Sánchez especialista de la Subdirección de Pesca, Forestal y Medio Ambiente en el fideicomiso gubernamental FIRA.

EEUU se vio afectado hasta en 90% en sus volúmenes de captura y en consecuencia impuso subsecuentes embargos aludiendo a que se trataba de una medida de protección al delfín.