DHS afronta trabas para contratar a 15,000 agentes fronterizos, dice informe interno

DHS aún no cuenta con un modelo adecuado sobre las necesidades de su fuerza laboral y cómo resolverlas
Sigue a La Raza en Facebook
DHS afronta trabas para contratar a 15,000 agentes fronterizos, dice informe interno
DHS aún no cuenta con un modelo adecuado sobre las necesidades de su fuerza laboral

WASHINGTON.- El Departamento de Seguridad Nacional (DHS) afronta enormes trabas para contratar a los 15,000 agentes solicitados por la Administración Trump para agilizar las deportaciones, y tendría que recibir al menos un millón de solicitudes para alcanzar esa cifra, según un informe de la agencia.

Un informe interno de la Oficina del Inspector General (OIG) del DHS, publicado ayer, dejó en claro que la agencia federal afronta enormes problemas para cumplir con una orden ejecutiva emitida por el presidente Donald Trump el pasado 25 de enero para la contratación de 10,000 agentes para la Oficina de Inmigración y Aduanas (ICE), y de otros 5,000 para la Patrulla Fronteriza.

Pero, tomando en cuenta que muchos no reúnen los rigurosos requisitos o no permanecen mucho tiempo en sus puestos, el DHS tendría que recibir 750,000 solicitudes para contratar a 5,000 agentes de la Patrulla Fronteriza, y otras 501,750 solicitudes para los 10,000 agentes de ICE, o un total de más de 1,2 millones de solicitudes, dijo la OIG.

A lo largo de casi 20 páginas, el análisis indicó que la Oficina de Aduanas y Control de Fronteras (CBP, en inglés), de la cual depende la Patrulla Fronteriza, no podrá atender sus necesidades de personal, y un gran número de solicitantes no cumple con los requisitos, incluyendo la prueba para detectar mentiras.

La CBP además compite con ICE y otras agencias policiales locales, estatales y federales, lo que complica sus esfuerzos de contratación y capacitación de agentes, indicó el informe con fecha del pasado 27 de julio.

Es que los requisitos para trabajar en una agencia policial son rigurosos a propósito: los solicitantes deben aprobar un examen de ingreso, y someterse a una revisión de cualificaciones y de antecedentes penales, una entrevista, y un examen médico y de aptitudes físicas. Además, deben pasar una prueba de drogas y un polígrafo.

Pero el tiempo apremia y en abril pasado, la Oficina de Gestión de Personal (OPM) del gobierno dio plazo a la CBP y a ICE para completar su proceso de contratación de agentes hasta el 5 de abril de 2019.

Sólo que, según el informe, DHS aún no cuenta con un modelo adecuado sobre las necesidades de su fuerza laboral y cómo resolverlas, además de que necesitaría contratar a personal administrativo y de recursos humanos para procesar el aumento de agentes contratados.

Para abril pasado, del total de agentes autorizados para la Patrulla Fronteriza, la agencia aún tenía 1,805 vacantes.

Aunque el número de arrestos ha bajado sustancialmente en la frontera sur –para marzo pasado, la cifra reflejó un descenso del 61% respecto a comienzos del año-, la CBP no lleva cuenta del total de cruces ilegales cada mes.

Por ello, es imposible hacer una “correlación directa” entre el número de agentes y el número de arrestos, según el informe.

“El descenso en los arrestos es un elemento que se debe considerar al desarrollar estrategias de despliegue (de personal) y documentos operaciones de corto y largo plazo. Aún así, los oficiales de la Patrulla Fronteriza deben continuar evaluando sus necesidades de personal con base a una evaluación de amenazas (a la seguridad) de largo plazo”, recomendó la OIG.

La CBP dijo a este diario que no podía comentar sobre el informe porque hay un caso pendiente en los tribunales.