Selena Gomez se sincera sobre lo que vivió en sus 90 días de rehabilitación

'No tenía teléfono y ni me peinaba'
Selena Gomez se sincera sobre lo que vivió en sus 90 días de rehabilitación
Selena Gomez, regresó a la vida pública.

Antes de que Justin Bieber indignara a medio mundo con su decisión de cancelar su gira cuando todavía le quedaban 14 conciertos por delante, su ex Selena Gomez ya había hecho lo mismo en 2016 por un motivo similar: un cansancio extremo que, en su caso, le llevó incluso a ingresar en rehabilitación durante 90 días para reevaluar su salud mental y lidiar con la depresión que sufría.

Ahora la cantante y antigua estrella Disney se ha sincerado sobre aquella experiencia para asegurar convencida que le cambió la vida, además de revelar que a día de hoy sigue acudiendo a terapia para continuar trabajando en sus inseguridades.

“El año pasado cancelé mi gira y desaparecí durante 90 días, y es lo mejor que pude hacer. No tenía teléfono, nada, y estaba muy asustada. Pero fue maravilloso, aprendí mucho. Todo lo que me importaba antes dejó de hacerlo. Cuando salí me dije a mí misma que únicamente debía mirar hacia el futuro. Aún tengo días complicados. Voy a terapia. Creo firmemente que eso y hablar de cómo te sientes ayuda mucho. Peor la cuestión es que ahora estoy en un momento muy bueno”, explica la artista en una nueva entrevista a InStyle.

“Estaba en el campo y ni siquiera me peinaba. Estuve en un grupo de terapia equina, que es algo precioso. También fue duro, obviamente. Pero sabía que lo necesitaba”.

Tras su inesperado retiro de la vida pública, Selena reapareció por todo lo alto en una gala de música -luciendo un espectacular vestido rojo, por cierto- proyectando una confianza que, curiosamente, estaba muy lejos de sentir.

“Cuando me dieron el alta, me preguntaron si quería acudir a la gala de los American Music Awards y todo el mundo me dijo que hiciera lo que quisiera. No quería transmitir a mis fans la impresión de que cuidar de uno mismo es algo malo, así que decidí hacerlo, y debo confesar que pisar esa alfombra roja fue abrumador. Creo que me sudaba hasta la espalda”, asegura divertida.

A día de hoy la joven de 25 años asegura haber encontrado el equilibrio en el terreno profesional, en el que ha aprendido a imponer sus condiciones y opiniones, y en el personal junto al músico The Weeknd, con quien ha aprendido a mantener una relación ‘sana’ y en torno a la que no gire toda su existencia.

“Es maravilloso, soy feliz. No dependo de una única área de mi vida para ser feliz. Para mí es muy importante cuidar y dedicar tiempo a mi familia y amigos y cerciorarme de que ningún chico me influye”, concluye.