Sus hijos la dan por muerta, pero comenzó a llorar en la funeraria

La mujer despertó cuando le iban a inyectar formol, una amiga se dio cuenta y dio aviso a la policía; hay varios familiares detenidos
Sus hijos la dan por muerta, pero comenzó a llorar en la funeraria
Los médicos la desahuciaron y la familia decidió llevarla a la funeraria para esperar que muriera.

LA PAZ – No estaba muerta, una anciana despertó justo en el momento en que unos trabajadores funerarios le iban a inyectar formol para prepararla y poder velarla, fue en ese momento que la mujer comenzó a llorar, lo que fue visto por una amiga de la “fallecida” y dio aviso a la familia y a los servicios médicos para que la rescataran.

La Policía de Bolivia detuvo a la hija, el yerno y la prima de una mujer de 69 años que era velada todavía con vida en una funeraria y la Fiscalía los acusará de intento de “homicidio piadoso”, informaron fuentes oficiales.

La anciana, identificada como Carmen Pilar Ch., fue trasladada el martes a una funeraria de La Paz desde el Hospital del Torax, donde los médicos la desahuciaron tras atenderla por una complicación de varias enfermedades, según las investigaciones policiales.

La Policía sospecha que los familiares supuestamente esperaban la muerte de la mujer y por eso la dejaron en la funeraria.

La anciana pasó la noche cubierta con una sábana sobre una mesa preparada para que su cuerpo sea inyectado con formol.

El Fiscal Departamental de La Paz, Edwín Blanco, dijo hoy a los medios que los familiares serán acusados de “homicidio piadoso” porque decidieron esperar la muerte de la mujer en la funeraria, después de que los médicos les dijeron que pronto moriría.

Dos amigas de la mujer afirmaron que cuando se acercaron a la funeraria para darle el último adiós, ella empezó a llorar revelando que estaba con vida, por lo cual pidieron a sus familiares que sea llevada a su casa, pero el reclamo fue rechazado.

La Policía hizo el miércoles un operativo para rescatar el cuerpo de la mujer y la trasladó a otro hospital.

También fue detenido el administrador de la funeraria por haber admitido el ingreso para el velatorio de una persona sin que los familiares presenten un certificado médico forense.