Ideas para tu mesa del Día de los Muertos

Ivette Márquez, embajadora de Vive Mejor, comparte algunas recetas 
Ideas para tu mesa del Día de los Muertos
Cada vez son más los latinos que se unen a esta tradición./Cortesía

El Día de los Muertos está a la vuelta de la esquina, y cada vez son más los latinos que se unen a esta tradición mexicana, que se celebra cada año entre el 1 y 2 de noviembre.

Ese día, la gente se reúne con familia y amigos para honrar la memoria de los muertos de una manera festiva.

“Cada año, adoro mostrar a mi familia y amigos nuevas formas de honrar y celebrar a nuestros muertos. Sé que puede sonar raro, “celebrar a nuestros muertos”, pero para mí, es realmente curativo. Esta fiesta nos brinda la oportunidad de reflexionar y rememorar todos los momentos felices pasados junto a nuestros seres queridos que ya no están, y tomarnos un tiempo para compartir esas historias”, explica Ivette Márquez, embajadora de Vive Mejor.

No tienes que ir al cementerio: puedes celebrarlos y honrarlos en tu casa y construir un altar casero o simplemente organizar una reunión, invitando a amigos o familiares cercanos y preparar el tradicional pan de muerto mexicano.

Ivette Márquez es embajadora de Vive Mejor./Cortesía

En verdad, es muy fácil celebrar el Día de los Muertos:

  • Puedes organizar una fiesta íntima y elegante con amigos y familiares y servir algunas recetas mexicanas tradicionales, pero con un toque novedoso: Elote a la parrilla al estilo latino untado generosamente con una mayonesa cremosa de lima y chile, y queso cotija; pan de muerto dulce y esponjoso; y un té de chocolate apenas picante, caliente y espeso.
  • Decora la mesa con telas mexicanas tradicionales, bordadas con colores luminosos, flores vibrantes y aromáticas, velas centelleantes y calaveras de cerámica.
  • Para crear el ambiente ideal, pon música latina, sirve el chocolate caliente, y reparte fotos familiares para compartir historias sobre tus seres queridos que ya no están.

Maíz asado al estilo latino

Una típica comida callejera mexicana, este elote o maíz está generosamente untado de mantequilla y asado a la parrilla, luego se cubre con una mezcla de mayonesa, jugo fresco de lima, chile en polvo, aderezos, y por último le echas por encima queso cotija desmenuzado y un último rocío de lima.

La combinación de elote dulce con el queso salado y el chile picante en polvo crea una deliciosa guarnición para este evento. Puedes servir el elote asado en una bandeja con pequeños cuencos de salsa, queso y limón al costado para que cada uno se prepare el suyo.

Cotija es un queso mexicano que se desmenuza fácilmente y que se vende en mercados latinos y en muchos supermercados. Si no puedes encontrar cotija, reemplázalo por parmesano para esta receta.

Rinde: 6 porciones

Ingredientes:

6 elotes o maíces frescos

1/4 taza de I Can’t Believe It’s Not Butter! Spread

1/2 taza de Hellmann’s o Best Foods Real Mayonnaise

2 cucharadas de jugo fresco de limón verde

1 cucharada más 1 cucharadita de Knorr Caldo con sabor de pollo

1 cucharadita de chile en polvo

1/2 taza de queso Cotija o parmesano, rallado finamente

Preparación:

Unta el I Can’t Believe It’s Not Butter! Spread en las mazorcas de manera uniforme. Asa el maíz a temperatura media, dándoles la vuelta muchas veces, hasta que estén tiernos. Cocine los elotes a la parrilla, al vapor, o hervidos.

Coloca el maíz caliente en un plato de servir; deja que se enfríen unos 3 minutos. Mientras tanto, combina la mayonesa, jugo de limón, el Knorr Caldo con sabor de Pollo y el chile en polvo en un tazón pequeño.

Usando una brocha de cocina, unta la mezcla del caldo por todas partes de la mazorca. Espolvoréalas con el queso.

Pan de Muerto

Una fiesta del Día de Muertos no está completa sin este pan dulce de mantequilla, el pan de muerto. Esta tradicional hogaza de pan redondo tiene figuras de masa cruzadas encima que parecen huesos, y tradicionalmente se come y se deja en los cementerios o altares como parte de la celebración.

Esta receta se prepara con la crema para untar Country Crock Spread que acelera la panificación, ya que puede usarse directamente del refrigerador. Si vas a usar mantequilla común, déjala fuera del refrigerador unos 45 minutos antes de amasar. Recomiendo especialmente preparar tres pequeñas hogazas para esta receta en lugar de una hogaza grande.

Rinde: 10 porciones

Ingredientes:

1 sobre de levadura activa

1/4 taza de agua (aproximadamente a 125°)

1/2 taza de leche

2 huevos, batidos

1/4 taza de Country Crock Buttery Sticks, derretida

3 tazas de harina para todo uso

1/4 taza de azúcar

1/2 cucharadita de sal

1 cucharadita de semillas de hinojo o semillas de anís

1 clara de huevo

1 cucharada de agua

1 cucharada de azúcar pintada o azúcar granulada

Preparación:

Mezcle la levadura con el agua tibia en un tazón mediano y déjela reposar hasta que burbujee, aproximadamente 5 minutos. Agregue la leche, los huevos y el Country Crock Buttery Sticks; reservelo.

Aparte, mezcle la harina tamizada, el azúcar y la sal en un tazón grande. Agregue las semillas de hinojo. Haga un pozo en el centro de la harina. Agregue la mezcla de levadura y revuélvala con la harina usando una cuchara de madera hasta formar una masa. Agregue un poco más de harina si la masa está muy húmeda o un poco de leche si está muy seca.

Amásela sobre una superficie enharinada hasta que quede tersa y un poco pegajosa, aproximadamente 10 minutos. Ponga la masa en un tazón grande, ligeramente engrasado. Cubra la masa y déjela esponjar en una lugar tibio hasta que crezca al doble de tamaño, aproximadamente una hora.

Precaliente el horno a 350°. Rocíe una bandeja para hornear con aerosol antiadherente. Amase la masa por 3 minutos sobre una superficie enharinada. Corte aproximadamente 1/5 de la masa y resérvela. Con el resto de la masa forme un pan redondo y póngalo sobre una charola para hornear. Con la masa reservada forme una tira gruesa y córtela en cinco partes iguales.

Con una de las porciones forme una bolita y póngala sobre el pan en el centro. Con las otras cuatro porciones forme tiras con bolitas en cada extremo para formar los huesitos. Ponga los huesitos sobre los lados del pan. Cúbralo ligeramente y déjelo esponjar en una lugar tibio hasta que crezca al doble de tamaño, aproximadamente 30 minutos.

Bata la clara con el agua y barnice el pan con esta mezcla. Espolvoree con azúcar. Hornee por 35 minutos o hasta que la superficie esté ligeramente dorada. Déjelo enfriar sobre una rejilla metálica.