Rams apalea a Giants y gana el duelo entre los equipos sensación y decepción de la NFL

La revelación de la temporada en la liga pisó con aplomo el terreno del MetLife Stadium y se llevó una merecida victoria
Rams apalea a Giants y gana el duelo entre los equipos sensación y decepción de la NFL
Robert Woods de Los Angeles Rams anota un touchdown mientras varios jugadores de New York Giants lo persiiguen. (Foto: Al Bello/Getty Images)
Foto: Al Bello / Getty Images

Con ventaja de 10-7 y el balón en su propia yarda 48, los Rams encaraban una tercera oportunidad y 33 yardas por avanzar contra los Giants, a todas luces una situación favorable para que la defensa de Nueva York detuviera en el inicio del segundo periodo en lo que era un duelo parejo.

El quarterback Jared Goff intentó un pase pantalla con su receptor Robert Woods y éste encontró una fractura en la defensa de los Giants por el centro del campo para escaparse 52 yardas hasta la anotación. El juego se puso 17-7 a favor de Los Ángeles, pero el golpe tuvo efectos de nocaut retardado, porque Nueva York ya no se recuperó el resto del encuentro en una derrota de 51-17.

Goff logró récords personales con 311 yardas por pase y cuatro envíos de touchdown mientras los Rams, ahora con marca de 6-2, se confirmaban como el equipo revelación de 2017 al dejar su escudo marcado en el cancha del MetLife. Los Giants, por su parte, perdieron su séptimo partido a cambio de una sola victoria, aquella conseguida como visitantes sobre los Broncos de Denver.

Mientras Goff distribuyó el balón con su variado arsenal ofensivo, Eli Manning volvió a padecer las limitaciones de personal que han condenado a los Giants. Una vez que los Rams se despegaron en el marcador, obligaron a Nueva York a dejar de lado el ataque por carrera que le funcionó bien en el primer cuarto y la defensiva de L.A. no tuvo problema alguno para controlar los intentos de Manning bajo una llovizna persistente.

Entre el principio del segundo periodo y el final del tercero, los Rams anotaron 41 puntos por sólo tres de los locales. Esa ráfaga anotadora incluyó un bombazo de Goff (14 de 22 pases) conectando con Sammy Watkins para 67 yardas y carreras de Todd Gurley de 1 y 4 yardas.

Cuando los Giants pudieron llegar a la zona final el juego estaba definido; fue un pase de Manning de 10 yardas a Evan Engram. Esa jugada fue significativa porque el dos veces MVP del Super Bowl rebasó ahí la barrera de las 50,000 yardas por pase.

Manning completó 20 de 36 pases para 220 yardas, 2 TD y un pase interceptado.