Mujeres de Arabia Saudita ya podrán ir a los estadios de fútbol con una condición

El histórico anuncio forma parte de las reformas que promueve el príncipe heredero Mohammed bin Salman para un Islam más moderado
Mujeres de Arabia Saudita ya podrán ir a los estadios de fútbol con una condición
Arabia Saudita autoriza la presencia de mujeres en los estadios de fútbol, a partir del 12 de enero
Foto: Shutterstock

En otra decisión “reformista”, el gobierno de Arabia Saudita autorizó la presencia de las mujeres en los estadios de fútbol para los partidos correspondientes a la Primera división.

Esto forma parte de las reformas que promueve Mohammed bin Salman, príncipe heredero del país, quien está modificando cuestiones culturales hacia un Islam más moderado, para así reducir la influencia de las poderosas autoridades religiosas. El reino, considerado ultraconservador, tiene algunas de las restricciones más estrictas del mundo para las mujeres.

“Comenzando la preparación de tres estadios para estar listos para recibir a las familias desde principios de 2018”, publicó en Twitter la cuenta oficial de la Autoridad Deportiva General de Arabia Saudita.

En septiembre 2017 se había permitido a cientos de mujeres ingresar a un estadio deportivo en Riad, utilizado principalmente para partidos de fútbol, en un acto para celebrar el día nacional. Este fue el primer paso para dar frente a la lista de cambios culturales, respecto al rol de la mujer, que el príncipe está imponiendo.

De manera oficial quedará inaugurado este nuevo hábito el viernes 12 cuando los clubes Al Ahli y Al Batin se enfrenten por la fecha 17. Sin embargo, las mujeres deberán acceder junto a la presencia de un hombre a los estadios, nunca solas.

Otros de los cambios que se esperan para este año incluyen: el anuncio para que la mujer pueda conducir, levantar la prohibición para asistir al cine y permitir la celebración de ‘géneros mixtos’. En octubre, la máxima autoridad del deporte saudí había anunciado que tres estadios serían acondicionados para permitir el acceso de familias y no solamente de hombres.