Las sospechosa petición sobre hispanos de la comisión especial de Trump

Grupos civiles alertan sobre la medida

Aunque fue oficialmente disuelta, la comisión de votación del presidente Donald Trump hizo una petición sobre hispanos que resultó extraña.

La comisión era liderada por Kris Kobach y pidió a cada estado y distrito datos detallados sobre el registro de votantes, pero en el caso de Texas dio un paso adicional: solicitó ver registros que identificaran a todos los votantes con apellidos hispanos, según muestran los documentos recientemente publicados.

Sobre los casi 50 millones de registros del estado, que tiene la segunda población hispana más grande del país, un investigador de la Comisión Asesora Presidencial sobre Integridad Electoral marcó un casillero en dos formularios de solicitud de datos de votantes públicos de Texas solicitando explícitamente la “notación de bandera de apellidos hispanos”, acuerdo con copias de los formularios estatales firmados y notariados, publicó el Washington Post.

Funcionarios de la Casa Blanca y Texas dijeron que los datos electorales del estado nunca se entregaron, debido a una demanda interpuesta por los defensores del derecho al voto de Texas, lo que detuvo el proceso.

La comisión de votación se disolvió el 3 de enero después de que el presidente Trump citó una serie de demandas estatales y federales y resistencia de funcionarios estatales sobre la búsqueda exhaustiva, en nombre de la investigación de presunto fraude electoral, de información sobre más de 150 millones de votantes en todo el país.

El panel de votación dijo que destruiría todos los datos de votantes que había reunido, sin detallar ninguna compra de datos.

Los grupos civiles y de derechos electorales en particular han dicho que la iniciativa nacional podría establecer un pretexto para apuntar a los votantes afroamericanos y latinos.