Urgen a donar para ayudar a miles de familias repatriadas y sus hijos

Conoce la historia de Beatriz Pulido y su esposo Aquiles Rodríguez

Deportada mexicana
Deportada mexicana
Foto: IMUMI

MEXICO.- Las redadas del ICE en el estado de Virginia, asfixiaron a Beatriz Pulido y su esposo Aquiles Rodríguez, quienes habían emigrado de Veracruz en busca de un mejor salario y una vida que lograron hasta que corrieron las alertas de que podrían quedar separados de sus hijos si deportaban a  los padres.

“Vámonos’’, dijo Aquiles.

Pero una vez en su tierra natal comenzó otro dolor de cabeza, cuando sus hijos entraron a la escuela y  los marginaban por falta de documentos y no tenían documentos por falta dinero.

Para continuar con su vida en México, los repatriados necesitan recursos económicos que les permita cubrir el salario de una abogada o abogado para brindar asesoría y/o acompañamiento jurídico; pago de actas de nacimiento; registros e inscripciones de nacionalidad mexicana; procesos de reunificación familiar y trámites de gestión de pasaportes.

Los Rodríguez tuvieron suerte de encontrarse con el Instituto para las Mujeres en la Migración (IMUMI), una organización de la sociedad civil que promueve los derechos de las mujeres en la migración y sus familias, dentro del contexto mexicano, ya sea que vivan en comunidades de origen, estén en tránsito o residan en México o Estados Unidos.

Como ellos, otros 200 casos similares han sido apoyados por IMUMI, pero la situación es mucho más grave frente a la política de deportaciones y principalmente  para los niños nacidos en EEUU, razón por la cual claman por las donaciones a través de Donadora, una plataforma totalmente confiable para este tipo de proyectos que avala la ONU.

Datos del INEGI 2015, actualmente en México viven 550,492 niñas y niños menores de edad nacidos en Estados Unidos. De ellos, la mitad no cuenta con registro de doble nacionalidad, importante para el acceso a servicios de educación, salud y empleo, viajar libremente o trabajar…

Este trámite actualmente tiene varias barreas en México, entre otras, la imposibilidad de conseguir actas de nacimiento, por los requisitos de cada estado de los Estados Unidos, errores en fechas, errores en nombres /apellidos, exclusión de madre o padre del acta de nacimiento o registro de niñas y niños “como si hubieran nacido en México.

“Todo esto les implica viajes, movilizaciones y todo tipo de gastos para los retornados y no los tiene’’, advierte Gretchen Kuhner, fundarora de IMUMI.

“Arecibimos ayuda internacional para gastos de oficina, pero fiscalmente no podemos transferir dinero para los gastos de las familias (autobús, estancias en las ciudades donde se hacen los tramites cuando vienen de provincia, alimentación) como si podemos hacerlo si la ayuda viene de particulares’’.