Él será el encargado de los asuntos migratorios en México

Alejandro Encinas es un político muy allehado al presidente electo, Andrés Manuel López Obrador
Él será el encargado de los asuntos migratorios en México
Alejandro Encinas
Foto: Twitter

MEXICO.- A Alejandro Encinas (CDMX, 1954) se le había visto cuatro veces en el Congreso: tres en la Cámara de Diputados y una en el Senado; por los pasillos del gobierno de la capital mexicana como secretario de Desarrollo Económico, Medio Ambiente y alcalde; en campaña apoyando a antiguos y nuevos compañeros de la izquierda.

Pasó por los partidos Socialista Unido Mexicano, el de la Revolución Democrática y actualmente en Morena, al que se sumó poco a poco: era jefe de bancada en la Cámara Alta por el PRD cuando éste incrementó sus alianzas con el derechista PAN y primero lo criticó, luego se aisló y finalmente renunció en enero de 2015.

Andrés Manuel López Obrador, hoy presidente electo, lo cobijó en Morena: siempre había sido uno de sus hombres (las secretarías que había ocupado en la capital mexicana fueron durante la época que AMLO fue jefe de gobierno)y lo envió a empujar la campaña de la candidata de Morena en la Ciudad de México, Claudia Sheimbaum.

La trayectoria de Encinas, economista licenciado en la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), tenía un poco de todo en la función pública, pero no se había empatado con temas migratorios, hasta días recientes.

López Obrador lo anunció como su próximo subsecretario de Derechos Humanos, Población y Migración y ha generado altas expectativas entre los defensores, activistas y funcionarios vigilantes del tema.

“Es un político experimentado, progresista, pero eso no es garantía de que conoce el tema migratorio: nos hubiera gustado alguien con un perfil más especializado”, advirtió José Luis Gutierrez, secretario de Migración en Michoacán, uno de los dos estados del país que cuentan con esta figura y un ex activista en Chicago.

“Aún así tenemos muy altas expectativas de que será para mejorar la situación de los migrantes tanto los mexicanos en el exterior como los que vienen al país”, .

Gutierrez opina que el próximo gobierno va a tener que replantearse nuevamente algunos  programas migratorios (el 3×1 o el  Fondo de Apoyo al Migrante, por ejemplo); que va tener que crear al menos una subsecretaría del Migrante dada la dimensión de la diáspora que representa el 10% de la población en el país y en Jalisco, Zacatecas o Michoacán hasta la mitad. “Encinas puede jugar un papel importante en estos temas migrantes porque también son asuntos internos”.

Desde la otra cara , la de la inmigración local (principalmente centroamericana), Elba Coria, directora de la clínica jurídica Alaide Foppa, advirtió que la próxima administración tendrá dos grandes retos para atender: la detención en las estaciones migratorias y la protección de refugiados.

“Se ha peleado porque los migrantes que se encuentran en México no siempre sean detenidos y haya alternativas porque hay una total falta de control judicial y de manera recurrente se presentan las mismas violaciones; por otro lado, no hay un debido proceso para dar protección a quienes solicitan refugio”.