Un bebé de un año abraza a una extraña porque tiene el mismo “defecto” que él

Las anomalías congénitas pueden tener un origen genético, infeccioso o ambiental, aunque en la mayoría de los casos resulta difícil identificar su causa
Un bebé de un año abraza a una extraña porque tiene el mismo “defecto” que él
Un niño reconoce la anomalía congénita que padece en otra chica y se acerca a ella.
Foto: Screenshot Caters

En Orlando, Florida, un grupo de personas afectadas por anomalías en distintas extremidades, crearon un grupo para reunirse y compartir su lucha.

En una de las reuniones, un niño de un año se acercó cariñoso y a abrazó a una mujer de 34 años, solo porque ambos compartían una anomalía congénita similar.

“Cuando comenzó a caminar hacia mí, me derretí por completo. El corazón se me fundió en un millón de pedacitos”, contó Amy Alamillo Siesel a Cater News.

Estaba claro que, a pesar de su corta edad, el bebé supo que ambos compartían lo mismo, una diferencia que les unió desde ese instante.