Honor y responsabilidad la custodia del Cinturón Diamante que se entregó en Chicago

El Comisionado del Consejo Mundial de Boxeo no se desprendió del fajín hasta conocer al ganador
Honor y responsabilidad la custodia del Cinturón Diamante que se entregó en Chicago
Michel Salomon, comisionado del Consejo Mundial de Boxeo, y Mario Gutiérrez, representante en Chicago, con el Cinturón Diamante. (Javier Quiroz / La Raza)
Foto: Javier Quiroz / La Raza

Traer desde la Ciudad de México a Chicago el Cinturón Diamante del Consejo Mundial de Boxeo es un honor pero a la vez una gran responsabilidad.
Michel Salomon, comisionado del Consejo Mundial de Boxeo (CMB), tuvo en custodia por más de 72 horas el cinto verde ‘Muhammad Ali’ con incrustaciones de diamantes.

El pasado 10 de noviembre se celebró en Chicago la semifinal de boxeo del torneo World Series Boxing Super Series de la división de los pesos crucero y el prestigiado cinto era el premio al ganador.

Y fue el excampeón mundial Mairis Briedis, de Letonia, quien se quedó con el valioso Cinturón Diamante al derrotar por decisión unánime al armenio Noel Mikaelian en 12 asaltos.

Pero más allá del valor económico, el Comisionado del CMB destacó su verdadero precio: “Este es un cinturón especial, es para un campeón del mundo, pero este se hace en ocasiones como este torneo porque además del valor de los diamantes tiene un valor sentimental.

Y como custodio de la joya, Salomon confesó que no pudo dormir tranquilo en el hotel los días previos a la pelea. “Es tanta la responsabilidad que no duerme uno tranquilo”, se sinceró.

Sin embargo, pese al gran valor económico y sentimental, el representante del CMB siempre sacó el cinto de su estuche cuantas veces se lo pidieron aficionados y boxeadores en la conferencia de prensa previa.

“Es una sensación increíble y no puedes negárselo a la gente, es como ver un trofeo y no poderlo tocar, y pues no se nos hace correcto, siempre estamos disponibles para que la gente pueda tener una foto con el cinto”, concluyó el comisionado Michel Salomon.