Líderes demócratas hispanos viajarán a Nuevo México a investigar muerte de niña guatemalteca

La Oficina del Inspector General del DHS realiza su propia investigación
Líderes demócratas hispanos viajarán a Nuevo México a investigar muerte de niña guatemalteca
Un corazón blanco con el nombre de Jakelín la recuerda en su pueblo. EFE
Foto: EFE

WASHINGTON— Líderes del Caucus Hispano del Congreso (CHC) viajaron este lunes a la frontera para exigir una rendición de cuentas de la Patrulla Fronteriza sobre la muerte, bajo su custodia, de la niña guatemalteca, Jakelin Amei Rosemery Caal Maquin, cuyo caso ha politizado aún más la lucha de la Administración por la seguridad fronteriza.

El entrante presidente del CHC, Joaquín Castro, lidera de una delegación de legisladores demócratas hispanos, que esta noche tenía previsto reunirse con activistas de la comunidad inmigrante en Nuevo México.

En declaraciones a este diario, una fuente cercana al CHC, que pidió el anonimato, dijo hoy que el objetivo del viaje será exigir una explicación de las autoridades de la Oficina de Aduanas y Control de Fronteras (CBP, en inglés) sobre la muerte de Caal, una niña de siete años que murió bajo su custodia menos de 24 horas después de que fue detenida con su padre en un grupo de 163 inmigrantes indocumentados.

La Oficina del Inspector General (OIG) del Departamento de Seguridad Nacional (DHS) ha prometido una investigación del incidente, que ha puesto los reflectores nuevamente sobre la detención de los migrantes en la frontera sur, y las condiciones en los centros de detención en la zona.

“Los legisladores tienen muchas preguntas, y el propósito del viaje será averiguar cuáles son las políticas y procedimientos que tiene la Patrulla Fronteriza para con los inmigrantes que son detenidos”, precisó la fuente.

“Sabemos que ha habido otras muertes en la frontera, pero este viaje se centrará en la muerte de la niña, aunque los legisladores también quieren información sobre la política de separación de familias, y  las demoras en el procesamiento de los migrantes”, agregó la fuente.

El martes, los legisladores harán un recorrido de la ruta que seguía el grupo de inmigrantes indocumentados hasta cuando fueron arrestados y trasladados en autobuses hasta la estación en Lordsburg, Nuevo México.

También visitarán las instalaciones de la Patrulla Fronteriza en dos puntos de control en la frontera, incluyendo la estación de Lordsburg.

La fuente no descartó que los demócratas, que el próximo 3 de enero recuperarán el control de la Cámara de Representantes, realicen audiencias sobre el incidente, y soliciten una reunión con la secretaria de Seguridad Nacional, Kirstjen Nielsen.

La semana pasada, las autoridades del DHS explicaron a la prensa que la menor no presentaba aparentes problemas de salud y que la prioridad era procesar primero a los niños no acompañados.

El grupo, que incluía a 50 menores no acompañados, era grande -pero no inusitado en la zona-, y sólo había cuatro agentes de la Patrulla Fronteriza para procesarlos a todos cuando fueron arrestados la noche del pasado 6 de diciembre en el área de Antelope Wells, una zona desértica de Nuevo México.

Se trata de uno de los puntos más remotos de los 43 puntos de entrada en la frontera y donde las condiciones son tan extremas que la mayoría de los inmigrantes termina entregándose a la Patrulla Fronteriza. Los activistas pro-inmigrantes señalan que el recrudecimiento de la vigilancia en la frontera ha hecho que cada vez más personas se aventuren por peligrosas rutas.

Según una cronología proporcionada por el DHS, Caal Maquin y su padre tuvieron que esperar al segundo viajen autobús hasta Lordsburg, y hubo una demora de  90 minutos desde que la menor empezó a tener síntomas hasta que recibió atención médica de emergencia.

La niña falleció el pasado 8 de diciembre en un hospital de El Paso (Texas), adonde había sido trasladada, y su familia ahora exige una investigación “objetiva y exhaustiva” para determinar si, como dice la Patrulla Fronteriza, sus agentes  hicieron todo lo posible por salvarla. Los resultados de la autopsia podrían tomar varias semanas.

El padre de la menor, Nery Gilberto Caal Cuz, le pagó a un “coyote” para cruzar la frontera y aparentemente no tenía planes de solicitar asilo, y ahora se encuentra en un albergue en El Paso.

El caso ha generado la repulsa de grupos cívicos y humanitarios en todo el país, pero la  Administración Trump lo ha utilizado para una vez más exigir la construcción de un muro fronterizo para frenar el paso a inmigrantes indocumentados.

Según la cadena televisiva ABC, con la muerte de Caal Maquin ya habido más de 260 migrantes que fallecen en su intento por cruzar la frontera hacia Estados Unidos en 2018, cuatro este mismo mes.

De ese total, la mayoría falleció por insolación, y otros 50 presuntamente ahogados, mientras que las autoridades reportaron también el hallazgo de restos de 27 personas.

La delegación del CHC que encabeza Castro incluye a cuatro legisladores de California, Raúl Ruiz, Nanette Díaz Barragán, Lou Correa y Norma Torres; tres de Texas, Marc Veasey, y las legisladoras electas, Verónica Escobar y Sylvia García; Ben Ray Luján y la congresista electa, Xochitl Torres Small, ambos de Nuevo México; el legislador de Nueva York, Adriano Espaillat, y el congresista electo de Illinois, Jesús “Chuy” García.