Gobierno mexicano quiere regular las importaciones definitivas de autos usados y pone fecha límite

En el 2018 se importaron un total de 141,752 autos usados a México, un incremento del 14.7% respecto a 2017
Gobierno mexicano quiere regular las importaciones definitivas de autos usados y pone fecha límite
Los puertos mexicanos requieren inversión para fomentar la exportación.
Foto: Shutterstock

¿Has importado un auto usado a México o quieres importar uno? Debes de saber que el decreto que permite esta práctica, implementado por el aquel entonces Presidente Vicente Fox en el 2005, llegará a su fin, pero el gobierno de Andrés Manuel López Obrador ha extendido la fecha límite. Te explicamos por qué.

A través de un comunicado, la Comisión Nacional de Mejora Regulatoria (CONAMER) anunció que la fecha límite para importar un auto usado definitivamente ha sido extendida hasta el día 31 de diciembre del 2019, pese a que ésta terminaba el próximo 31 de marzo del 2019.

“Es un paso importante para mantener el control en la importación de unidades usadas provenientes de Estados Unidos y Canadá, en un contexto en el que la venta de vehículos ligeros nuevos en México liga dos años de contracción y en el que el panorama para este 2019 no es favorable”, explica el comunicado.

Entonces, todavía se puede importar un auto a México, siempre y cuando pase las regulaciones ambientales que el país azteca exige, se pague el 1% de su valor más el 16% del IVA y no sean más antiguos de 10 años. Pero el decreto acaba a fines de este año, cuando se revele la nueva postura del Gobierno mexicano.

¿Por qué el Gobierno quiere regular las importaciones definitivas de autos?

Quince años después de que se firmara el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), Fox emitió un decreto en el 2005 que permitía a los mexicanos importar autos usados provenientes de Estados Unidos y Canadá, siempre y cuando tuvieran 10 o 15 años de antigüedad.

Esta iniciativa creo problemas en el sector automovilístico, pues el número de autos importados del extranjero supero el número de autos nuevos vendidos, según explica Frontera Info. Y entre los años 2005 y 2006, los autos usados importados aumentaron un 149%, según datos de Asociación Mexicana de Distribuidores de Automotores (AMDA).

“A partir de que el ex-presidente Vicente Fox permitió la entrada indiscriminada de vehículos usados se generaron fuertes presiones ambientales y de consumo energético, gasto en infraestructura vial y desplome del mercado automotor”, explica el comunicado de la CONAMER.

Por lo que la administración de AMLO, a través de la Secretaría de Economía, quiere “regular” el ingreso de vehículos foráneos debido a que se han recibido varios reportes y quejas de que en las ciudades fronterizas del norte abundan los “autos chocolate”, aquéllos que fueron traídos del extranjero, operan en México y no han sido regularizados o nacionalizados.

“Me lo han planteado, sobre todo en el norte del país, me lo han planteado los que quieren que se regularice, me lo han planteado autoridades que quieren que haya más control sobre esto, porque muchos carros irregulares se utilizan para cometer delitos y no hay un control adecuado”, dijo AMLO en una de sus conferencias matutinas el pasado febrero.

Actualmente, los autos usados del 2010 al 2014 pueden ser importados a México desde EEUU y Canadá, siempre y cuando pague el 1% de su valor más el 16% del IVA. Pero las unidades del 2008 y más antiguas pueden ser importadas si se paga un arancel del 50% más su respectivo 16% de IVA.

El mandatario explica que los distribuidores de autos en el país han sido los que han pedido que se regulariza el tema de los autos “chocolate” importados.

Según explica El Universal, en la frontera existen 250 mil autos usados del extranjero si regularizar, o importados ilegalmente.

En el 2018, se importaron un total de 141,752 autos usados a México, un incremento del 14.7% a comparación del 2017, según la Asociación Mexicana de Distribuidores de Automotores (AMDA).