Unicel: malo para el medio ambiente, malo para la salud

El material plástico contribuye con la contaminación ambiental
Unicel: malo para el medio ambiente, malo para la salud
El unicel es perjudicial para la salud y el medio ambiente.

Unicel, telgopor, espuma de poliestireno, “styrofoam”, el material utilizado para vasos y platos descartables se conoce bajo muchos nombres. El conocido químico color blanco utilizado para vasos y envases descartables, así como para embalar productos frágiles, es básicamente un tipo de plástico, “inflado” con 95% de aire.

Se calcula que en EEUU, la cantidad de vasos de unicel usados por año podrían dar la vuelta al planeta 426 veces. Debido al alto porcentaje de aire, estos envases de espuma de poliestireno flotan con facilidad y eventualmente terminan en los oceános, desintegrándose en pequeñas partículas que luego son ingeridas por la fauna marina. Al mismo tiempo, al tratarse de un material liviano, el viento puede arrastrarlo a largas distancias, contaminando parques, calles y playas, incluso aquellas que se encuentran apartadas de los basureros.

Muchas personas asumen erróneamente que estos envases son reciclables. Pero, según información del Departamento de Saneamiento, este tipo de poliestireno no puede reciclarse, independientemente de que lleven el signo de reciclado.

Efectos negativos

A pesar de su conveniencia y bajo costo, el unicel es perjudicial para el medio ambiente y también para la salud. El poliestireno está compuesto por los químicos benceno y  estireno, considerados neurotoxinas y cancerígenos.

A su vez, al desechar los envases y productos hechos de este material, este permanece por décadas en los basureros y  emite gases de metano, destruyendo la capa de ozono.

Razones para no utilizar poliestireno

  • El unicel o “Styrofoam” tarda siglos en descomponerse. Los envases de este material que son desechados en los basureros permanecen en el planeta por lo menos 500 años.
  • Neurotoxinas y cancerígenos. El material, comúnmente utilizado para servir bebidas calientes, contiene estireno y benceno, dos químicos perjudiciales para el ser humano. Al servir la bebida caliente en este tipo de vaso, el unicel comienza a desintegrarse y dichas toxinas son absorbidas incorporándose al flujo de sangre. Lo mismo ocurre con las comidas calientes o grasosas que se sirven en platos de unicel.
  • Incluso cuando servimos vino tinto en vasos de poliestireno, la bebida instantáneamente disuelve el estireno, que luego bebemos. Los expertos también advierten del uso de envases de polietireno en el microondas y sus efectos negativos en la salud.
  • A nivel ambiental, el poliestireno está considerado como el quinto creador de basura peligrosa en los EEUU. El unicel está hecho a base de petróleo.

Cómo prevenir la contaminación

Existen medidas sencillas para evitar la contaminación del medio ambiente que podemos incorporar en nuestra vida diaria. Compartimos algunas sugerencias:

  • Prefiere siempre  usar vasos y platos reusables, en lugar de su versión descartable.
  • Cuando vayas al mandado, evita comprar alimentos envueltos en plástico o que vengan ya empaquetados en bandejas de unicel. Elegir alimentos naturales, en lugar de preparados altamente procesados, también beneficiará tu salud.