10 maneras fáciles de hacer que los niños coman fruta saludable

10 maneras fáciles de hacer que los niños coman fruta saludable

Cuando se trata de alimentos que los niños deben comer, pero no lo hacen, los vegetales pueden llamar toda la atención, pero la fruta es igual de importante. Y aquellos que no desarrollan un gusto por la fruta cuando son niños, quizá nunca adquieran el hábito de comerla. Según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC), el 39% de los estudiantes del 9º al 12º grado consumieron fruta o jugo de pura fruta menos de una vez al día en 2017, el año más reciente para el que se cuenta con datos. (Para los adultos, la tasa fue del 36%).

Al igual que los vegetales, la fruta es saludable. Es una excelentes fuente de fibra, vitaminas, minerales y antioxidantes. Así que, no es de extrañar que comer fruta todos los días haya demostrado que ayuda a reducir el riesgo de desarrollar algunas de las afecciones crónicas más comunes, como enfermedades cardíacas, diabetes tipo 2 y ciertos tipos de cáncer. Además, después de que hayas logrado que tus hijos las prueben, hay una fruta para cada gusto, algunos preferirán los arándanos o las bananas, otros los duraznos o la papaya, las clementinas o el melón o cualquier otra fruta deliciosa.

Un estudio del Centro Nacional de Estadísticas de Salud muestra que las manzanas son la fruta favorita de los niños, y son el 20% de la fruta que comen todos los días. Esas son buenas noticias. Las manzanas están llenas de vitamina C, fibra y antioxidantes. 

Pero las siguientes 3 fuentes principales de frutas son en realidad los jugos, especialmente de naranja y manzana. En conjunto, el jugo de frutas representa un tercio de las porciones de fruta que consumen los niños de 2 a 19 años. Eso es preocupante, porque el jugo tiene menos fibra y más calorías y azúcar que la fruta entera. Y las pruebas de Consumer Reports han suscitado preocupación sobre el arsénico y el plomo en el jugo de manzana y uva.

Motivar a los niños a explorar más allá de las manzanas y a comer una variedad de frutas enteras se traducirá en que obtendrán una combinación saludable de nutrientes clave. Por ejemplo, las bananas, la segunda fruta entera más popular, son una buena fuente de potasio, vitamina C y vitamina B6 para controlar la presión arterial, lo que ayuda al cuerpo a producir neurotransmisores, como la serotonina, que ayudan a las células cerebrales a comunicarse y regular el estado de ánimo. Las bayas son ricas en fibra y antocianinas, antioxidantes que pueden reducir el riesgo de enfermedad del corazón, diabetes tipo 2, y cáncer y mejorar la salud del cerebro en adultos.

Estos son algunos consejos para ayudarte a alentar a tu hijo a disfrutar de una variedad saludable de frutas enteras.

Maneras de hacer que los niños coman más fruta

  1. Involucra a tus hijos cuando compres los alimentos. En la tienda, permíteles elegir su fruta favorita y otras nuevas para que prueben algo diferente.

  2. Visita con tus hijos el mercado de agricultores o huertas. Si haces de la compra de frutas un evento, los niños pueden verlo como un regalo especial.

  3. Sírveles frutas nuevas con sus favoritas. Es más probable que los niños prueben un nuevo alimento cuando está acompañado de algo con lo que están familiarizados. Corta rodajas de manzanas y peras o mezcla las bananas con moras.

  4. Haz que la fruta se vea apetecible. Colócala en tazones atractivos o en platos bonitos sobre la mesa de la cocina. Corta rodajas de varias frutas y sírvelas en brochetas de frutas. Corta la fruta en lugar de servirla entera y agrega una salsa o yogurt bajo en grasa para hacerlo más atractivo.

  5. Prepara la fruta en batidos. Licúa las frutas con leche baja en grasa o sin grasa o yogurt natural. A diferencia de los jugos, los batidos, cuando licúas la fruta entera, aún obtienes la fibra.

  6. Agrega fruta en el plato del cereal o el yogur. Intenta con bananas, duraznos, fresas o arándanos, o mezcla varias frutas para hacerlo interesante. Agrega arándanos o bananas a los panqueques en lugar de chips de chocolate.

  7. Envíales fruta en sus loncheras. Agrega siempre una pieza de fruta o recipientes individuales con fruta (sin agregar azúcar) al almuerzo de tus hijos y ofréceles fruta como merienda después de la escuela.

  8. La fruta congelada es deliciosa. Las uvas, los plátanos y las bayas se congelan bien, pero también puedes comprar bolsas de fruta congelada. Congelada es tan nutritiva como fresca. (Las uvas enteras y los trozos de fruta pueden ser un peligro de asfixia para los niños pequeños, así que asegúrate de cortarlos en trozos de no más de media pulgada).

  9. Establece una regla de la “fruta primero”. Antes de permitir que los niños coman caramelos, papas fritas u otros alimentos poco saludables como un bocadillo, diles que primero deben comer un poco de fruta. Luego, si todavía quieren el premio, sírveles una pequeña porción de dulce.

  10. Haz que la fruta sea el postre principal. Puedes servir fruta en rodajas o una ensalada de frutas, pero no es todo lo que puedes servir. Las manzanas, las peras y los duraznos son deliciosos al horno. Intenta cubrir un tazón de bayas o rebanadas de bananas con una cucharada de helado de vainilla o rocía con un poco de salsa de chocolate.

Inscríbete para recibir Lo último – nuestro boletín mensual. Recibe contenido nuevo entregado directamente a tu correo electrónico.

Consumer Reports is an independent, nonprofit organization that works side by side with consumers to create a fairer, safer, and healthier world. CR does not endorse products or services, and does not accept advertising. Copyright © 2019, Consumer Reports, Inc.

Consumer Reports no tiene ninguna relación financiera con los anunciantes en este sitio. Consumer Reports es una organización independiente sin fines de lucro que trabaja junto a los consumidores para crear un mundo justo, seguro y saludable. CR no apoya productos o servicios y no acepta publicidad. Copyright © 2018, Consumer Reports, Inc.