Se niegan a hacerle una pedicura por estar demasiado gorda

La mujer discriminada afirma estar a gusto con su cuerpo y no va a permitir que nadie la hunda por su tamaño
Se niegan a hacerle una pedicura por estar demasiado gorda
Le dijeron que estaba gorda como para hacerse las uñas.
Foto: Screenshot Abc7 News

Según los informes, una mujer fue rechazada en un salón de belleza porque el personal pensó que era “demasiado grande” para caber en la silla.

Tina Lewis visitó el salón Rose’s Nails, en Texas, con la intención de hacerse una pedicura, pero afirma que le negaron el servicio debido al tamaño de su cuerpo.

Según contó a medios locales, una empleada le dijo que las sillas en el establecimiento eran “demasiado pequeñas” para que ella se sentara.

En declaraciones al canal de noticias KTRK, Lewis reveló que se arregla las uñas cada dos semanas y que nunca antes había experimentado algo así.

La empleada en cuestión admitió haberle dicho a Lewis que no podía hacerse una pedicura debido a su tamaño.

Según ABC7 Chicago, la mujer explicó que no tenía la intención de ser mala o grosera, pero estaba preocupada porque una cliente anterior había causado daños a una de las sillas del salón.

KTRK también informó de que la dueña del salón insiste estar en su derecho de negar el servicio a Lewis, y agregó que las sillas cuestan cientos de dólares y no pueden permitirse el lujo de repararlas.

Y de acuerdo con la ley estadounidense, no está equivocada, ya que a diferencia de la raza y el género, no es ilegal en los EE. UU. discriminar a una persona debido a su peso.