Trump aplica plan secreto en la frontera para deportar más rápido a inmigrantes mexicanos

La aceleración del proceso dejaría fuera a un gran número de nacionales del país vecino
Trump aplica plan secreto en la frontera para deportar más rápido a inmigrantes mexicanos
Solo tendrían 48 horas para enfrentarse a la entrevista de "miedo creíble".
Foto: Getty Images / Getty Images

La administración Trump ha implementado en secreto un programa piloto destinado a acortar el tiempo que tienen para preparar sus casos migratorios los mexicanos que buscan asilo en Estados Unidos. El objetivo del plan, que en su fase de prueba se aplica solo en Texas, es acelerar el tiempo en el que estos inmigrantes están bajo custodia del gobierno federal.

El programa piloto, llamado Proceso de Revisión para el Asilo Humanitario (HARP, por sus siglas en inglés), afectará concretamente a los mexicanos que pidan asilo en los accesos fronterizos de El Paso, Texas. Según publica BuzzFeed News, estos migrantes son puestos bajo custodia de la Patrulla Fronteriza durante los 10 días en los que procesan sus solicitudes de asilo.

Expertos consultados por el citado medio tienen claro que el programa va dirigido a mexicanos. “Es otro ladrillo en el muro virtual que están creando para bloquear la entrada de solicitantes de asilo a Estados Unidos“, dijo Sarah Pierce, analista del Instituto de Política Migratoria. “Esta es su manera de asegurarse que los mexicanos no entran en grandes cantidades”, dijo a BuzzFeed un funcionario del gobierno que conoce el programa.

 

Cómo funciona el programa

Los mexicanos que soliciten asilo en la frontera en El Paso, quedarán bajo la custodia de la Patrulla Fronteriza y se someterán en 48 horas a la entrevista en la que los funcionarios del servicio de Ciudadanía e Inmigración (USCIS) determinan si los migrantes enfrentan un “miedo creíble” en su país de origen. Si en ese primer paso les deniegan la protección, podrán apelar por teléfono a un juez de inmigración.

Esta nueva medida se encaja dentro de los planes del presidente Donald Trump de probar políticas que evalúen y desechen solicitudes de asilo lo más rápido posible. Ya la administración a implementado otras medidas como el plan Quédate en México, que obliga a los solicitantes de asilo esperar su cita ante tribunal migratorio en el país latinoamericano, o el intento de negar asilo a quien no lo haya pedido primero en los países por los que haya pasado antes de llegar a México.


Detuvieron a latino tras tiroteo mortal en Texas. Pero lo han tenido que dejar en libertad

Hijo de Trump dice saber el nombre secreto del presunto denunciante de su padre. Y lo revela

ICE encierra a niños inmigrantes en habitaciones de hotel para poder acelerar sus deportaciones