Cómo lavar una almohada para mantener su aroma fresco

Si bien es probable que tengas la costumbre de lavar regularmente las sábanas y fundas de almohada, es posible que no prestes tanta atención a lo que hay debajo: tus almohadas y colchones. Pero ambos necesitan una buena limpieza al menos 2 veces al año.

“La mayoría de las personas no se dan cuenta de que sus almohadas pueden albergar muchas cosas asquerosas y desagradables que se acumulan con el tiempo: suciedad, aceites, saliva, sudor, bacterias, moho e incluso hongos”, dice Michelle Fishberg, CEO y cofundadora de Slumbr, una compañía de sueño y bienestar. “Estos sedimentos pueden estropear el relleno de las almohadas y hacer que pierdan soporte con el tiempo”.

Si has visto el video de Consumer Reports sobre cómo limpiar un colchón, confiamos en que hayas agregado esa valiosa tarea a tu rutina de tareas domésticas.

Eso nos deja pendiente la almohada. “Muchas personas que disfrutan de dormir pasan innumerables horas y gastan miles de dólares buscando un excelente colchón, pero suelen ocuparse de su almohada como algo secundario”, dice Fishberg.

Aquí, Consumer Reports te muestra cómo mantener tu almohada fresca, limpia y lista para una buena noche de sueño. Y si nunca has limpiado tu almohada actual y es hora de comprar una nueva, consulta nuestra guía de compra de almohadas o dirígete a nuestras calificaciones de almohadas para ver qué almohadas están a la altura de las circunstancias.

Paso 1: Ventílala

Dale a tus almohadas un esponjado diario para restaurar su forma y eliminar el polvo. Luego, aproximadamente una vez por mes, cuélgalas al aire libre en un tendedero durante unas horas, idealmente en un día soleado y ventoso. Si esa no es una opción, como el caso de algunas almohadas de espuma y látex, pásalas por la secadora en el ciclo sin calor.

Paso 2: Lávala suavemente

A menos que tu almohada esté marcada como “solo limpieza en seco”, la mayoría de las almohadas se deben lavar aproximadamente dos veces al año siguiendo las instrucciones de la etiqueta de cuidado. No es difícil lavar una almohada, aunque puede llevar un poco de tiempo secarla.

Si tu lavadora es lo suficientemente grande, lava dos almohadas a la vez. Eso ayudará a equilibrar la carga, permitiendo que el agua y el detergente circulen de manera más eficaz. En las lavadoras convencionales de carga superior, el agitador puede ser muy fuerte para las almohadas, por lo que es mejor utilizar el ciclo suave durante solo unos minutos (o el programa más corto posible, si no puedes controlar el tiempo específico). De lo contrario, haz un viaje especial a la lavandería para usar sus lavadoras de carga frontal.

Sigue estas instrucciones para tipos específicos de almohada:

Plumón o plumas. Lava con una pequeña cantidad de jabón en polvo suave o un producto diseñado para lavar plumón, en agua tibia y un programa delicado. Un jabón líquido que no se enjuague completamente dejará residuos pegajosos, que causarán que haya zonas apelmazadas. Si puedes, masajea la almohada con la solución de jabón para asegurarte de que el plumón esté completamente mojado. 

Espuma viscoelástica o látex. Ninguna de las dos se puede lavar ni son aptas para vaporizar, lo cual suele ser una buena alternativa para los artículos que no se pueden lavar. La mejor opción es tratar las manchas, preferiblemente a medida que se producen, y usar una funda de almohada para extender su vida útil.

Poliéster. Lava con agua tibia en el ciclo suave, preferiblemente más de una a la vez para equilibrar la carga. Usa el jabón con moderación, aproximadamente solo 1 cucharada de jabón líquido.

Cáscara de trigo sarraceno. Vacía el relleno de trigo sarraceno en una bandeja grande para hornearlo en un tazón ancho y poco profundo. Pon el trigo sarraceno al sol, lo que eliminará los olores, y lava la funda de protección con agua fría y un jabón suave.

Paso 3: sécala completamente

Es crucial que la almohada esté completamente seca; de lo contrario, se corre el riesgo de que se forme moho. Omite el programa de secado automático en tu secadora de ropa porque los sensores detectarán solo la humedad de la superficie, dejándote una almohada todavía húmeda por dentro.

En cambio, muchas almohadas pueden tardar en secarse más de una hora a calor moderado. Agregar un par de toallas secas acelerará el procedimiento. Agrega también dos pelotas de tenis nuevas o pelotas de secado, las cuales evitarán que el relleno se aglutine cuando rebotan alrededor del tambor.

Sin embargo, al secar almohadas de plumón o de plumas, usa el programa de secado por aire sin calor (llevará un tiempo) y usa pelotas de secado o pelotas de tenis para que las plumas no se apelmacen.

Si el clima es templado, la mayoría de las almohadas también se pueden colgar en el tendedero hasta que se sequen por completo. Independientemente de la técnica de secado que uses, no dejes de verificar la humedad que queda dentro de la almohada. Si no queda nada, es hora de hacer la cama.

Recomendamos usar fundas de almohada para proteger las almohadas de sustancias como el sudor, los aceites corporales y la crema facial. Lava la funda de protección y la funda de la almohada regularmente, por ejemplo, una vez por semana, junto con las sábanas. “Te sorprenderá cuánto tiempo más disfrutarás de la comodidad y el soporte de tu almohada”, dice Fishberg.

Las 4 mejores almohadas de las pruebas de CR

¿Es hora de invertir en una almohada nueva? Los miembros de CR pueden continuar leyendo para conocer las calificaciones y reseñas de algunas de las mejores almohadas de nuestras pruebas. Las almohadas se enumeran en orden alfabético.

Inscríbete para recibir Lo último – nuestro boletín mensual. Recibe contenido nuevo entregado directamente a tu correo electrónico.

Consumer Reports is an independent, nonprofit organization that works side by side with consumers to create a fairer, safer, and healthier world. CR does not endorse products or services, and does not accept advertising. Copyright © 2019, Consumer Reports, Inc.

Consumer Reports no tiene ninguna relación financiera con los anunciantes en este sitio. Consumer Reports es una organización independiente sin fines de lucro que trabaja junto a los consumidores para crear un mundo justo, seguro y saludable. CR no apoya productos o servicios y no acepta publicidad. Copyright © 2020, Consumer Reports, Inc.