¿Cuáles son las 4 leyes de la espiritualidad y cómo le dan sentido a la vida?

En la vida nada es obra de la casualidad, todo tiene un porqué y debemos aprender de cada persona o experiencia, según la filosofía hindú
¿Cuáles son las 4 leyes de la espiritualidad y cómo le dan sentido a la vida?
En la vida todo es causal y nada casual, según la filosofía hindú.
Foto: Pexels

Las 4 leyes de la espiritualidad provienen de la filosofía hindú y básicamente nos enseñan que, en la vida, no existe la casualidad sino la causalidad. Es decir, todo lo que llega a nosotros tienen un motivo y comprenderlo nos ayudará a reflexionar sobre el sentido de la vida y aclarar la mente.

Todos en algún punto caemos en una encrucijada difícil resolver, comúnmente conocida como problema existencial, que nos lleva a cuestionarnos el porqué de las cosas. Las leyes de la espiritualidad nos sirven para salir de esas zonas complejas y tener tranquilidad mental.

1. La persona que llega a tu vida siempre es la correcta

La esencia de esta ley es que todas las personas que nos rodean están ahí por algo, es decir, nadie llega a nuestra vida por casualidad. A pesar de que hay gente que aporta negatividad, lo valioso es aprender de cada una de ellas, sean buenas o malas; esto nos aporta crecimiento personal.

2. Lo que sucede es la única cosa que podía haber sucedido

Nada de lo que pasa podría haber sucedido de otra forma, o como se dice coloquialmente ‘el hubiera no existe’; estábamos destinados a vivir esa situación que enfrentamos. De nada sirve darles mil vueltas a las experiencias pasadas y pensar que lo hubiéramos hecho de otra manera para obtener otro resultado. Debemos a aceptar lo que pasó para crecer, aprender y caminar hacia adelante.

3. Cualquier momento que comience es el momento correcto

La tercera ley indica que todo inicia en el instante preciso, ni antes ni después. Cuando estamos preparados para que algo comience en nuestras vidas, lo atraemos para verlo y disfrutarlo. Esta idea quiere decir que debemos aceptar todo lo que llega en cualquier entorno: amor, dinero, trabajo y salud, para disfrutarlo o comprenderlo, así como llegue.

4. Cuando algo termina, termina

La última y cuarta ley de la espiritualidad significa que, cuando algo acaba en la vida, hay que dejarlo atrás y avanzar. Es común que cometamos el error de retener experiencias pasadas y vivir en ellas, lo cual, nos causa daño. Debemos aprender a dejarlas ir para seguir y aprovechar el regalo más preciado de la vida: el tiempo.

Te puede interesar:

  1. Cómo evitar una crisis emocional con prehnita, la piedra espiritual
  2. 5 señales para saber si un niño es vidente
  3. ¿Qué son los niveles de crecimiento espiritual y en cuál te ubicas?
Consulta tu horóscopo
de hoy