Lo que tienes que saber sobre las tradicionales gorditas de nata mexicanas

Te enseñamos cómo preparar esas gorditas de nata que conquistan con el aroma que despiden desde los comales

En las calles de la Ciudad de México, entre los aromas de comida que se vende de manera ambulante, se percibe el suave y dulce olor de las tradicionales gorditas de nata.

El aroma atrayente se despide de los comales o planchas calientes donde las gorditas se preparan casi al momento y hacen que quienes caminan por la calle o esperan en el tráfico no se resistan a probarlas.

No son exclusivas de la CDMX, también se encuentran en otros estados del país, sobre todo cuando hay fiestas patronales.

La clásica receta integra harina de trigo, nata, azúcar y canela. Las puedes comer solitas recién salidas del comal o si frefieres, rellenarlas con cajeta o dulce de leche. Acompáñalas con un café o chocolate caliente.

Toqueras

Las gorditas de nata realmente se llaman toqueras, explica la chef e investigadora Sylvia Kurczyn a Gourmet de México.

Kurczyn señala que el olor no proviene exactamente de la nata, sino de la cocción, sobre todo en las que están hechas en horno de mampostería. “El resultado es una especie de pan esponjoso, que se deshace a la primera mordida y deja a su paso un sinfín de moronas”, describe la chef.

Gorda de horno

En Zacatecas, Aguascalientes, Veracruz, Michoacán y Jalisco hay unas gordas muy similares a las de nata. Se preparan con nixtamal molido, canela, azúcar y natas, Se hacen en horno de tierra y son tradicionales en comunidades rurales.

Te compartimos la receta de gorditas de nata del chef Gustavo Romero en Larousse.

Ingredientes

(12 porciones)

  • 1 taza de nata
  • ½ kg de azúcar
  • 5 huevos
  • 1 kg de harina de trigo cernida + cantidad suficiente para enharinar
  • 1 cucharada de manteca o mantequilla
  • 2 cucharaditas de polvo para hornear
  • 1 cucharadita de canela en polvo cantidad suficiente de leche

Preparación

  • Bate la nata con el azúcar hasta que se disuelva
  • Agrega los huevos uno a uno hasta integrarlos perfectamente.
  • Añade la harina, la manteca, el polvo para hornear y la canela.
  • Si la masa está muy seca, agrega un poco de leche.
  • Divide la masa en bolas medianas y dales la forma tradicional de las gorditas con ayuda de tus manos.
  • Cocina en un comal a fuego bajo hasta que doren. Dales la vuelta y termina la cocción por el otro lado.

Te puede interesar: Pozol, la bebida autóctona sin alcohol más importante de México