Un tesoro de la herbolaria: El malvavisco y sus bondades medicinales

El malvavisco es un tesoro de la herbolaria, se le atribuyen grandiosas cualidades medicinales entre las que se destaca su poder analgésico, digestivo, expectorante y diurético
Un tesoro de la herbolaria: El malvavisco y sus bondades medicinales
La infusión de malvavisco es un gran aliado de la digestión y como jarabe natural es un poderoso remedio contra la tos.
Foto: Shutterstock

El malvavisco es una de las plantas básicas de la herbolaria y la fitoterapia, esto se debe a sus amplias y valoradas aplicaciones medicinales. Recibe el nombre científico de Althaea officinalis y su nombre genérico Althaea derivada del término griego Altho que significa “por sanar”; pertenece a la familia de las malváceas, que se deriva de la palabra malake y que también hace referencia a una capacidad reparadora o sanadora. 

Desde hace muchos años el malvavisco ha sido reconocido por sus virtudes, de hecho era considerado una buena fuente nutricional en tiempos de carestía y hambre, después con el paso de los años diversas civilizaciones lo descubrieron como un extraordinario bálsamo medicinal.  Debido a su popularidad varias culturas lo comenzaron a producir sobretodo en regiones de clima húmedo y pantanos cerca del mar, como es el caso de zonas de Europa del este y África del norte; cada cultura le atribuía beneficios diferentes por ejemplo: Los griegos y los romanos la utilizaban las flores de la planta como remedio para la tos y sus raíces y hojas como laxante y por su parte los árabes utilizaban de forma tópica sus hojas para combatir la inflamación. 

A parte de ser conocida como malvavisco es popularmente nombrada malva, marshmallow y hollyhock, una de sus grandes cualidades es que se trata de una planta rica en mucílagos y la raíz se destaca por su contenido en ácidos fenólicos, flavonoides y pectina. 

Sobre las bondades medicinales del malvavisco:

  • Entre las principales cualidades medicinales del malvavisco se encuentra su inmensa capacidad de actuar como protector de las mucosas digestivas y respiratorias. 
  • Es un gran aliado para mejorar el funcionamiento de vías respiratorias y combatir gripes, resfriados, tos, faringitis, laringitis y bronquitis; esto se debe a su potente efecto expectorante y antiinflamatorio. 
  • Las hojas de malvavisco se usan de manera tópica para tratar con éxito afecciones en la piel, son un buen antiinflamatorio y gozan de grandiosas propiedades analgésicas y antisépticas que funcionan como un buen aliado para tratar piquetes, quemaduras, heridas, acné, dermatitis y diversas irritaciones de la piel. 
  • Una de las más destacadas bondades del malvavisco se debe a su poder para combatir dolencias digestivas, esto se debe a su capacidad para contrarrestar el exceso de acidez y reparar las mucosas intestinales que estén inflamadas o dañadas. Su consumo en infusión está recomendado para tratar casos de gastritis, úlcera, colitis, síndrome de intestino irritable y es considerada un laxante suave que ayuda a combatir el estreñimiento.